Abrir menú principal
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


§ CLXIX.Editar

De la diferencia de proporción que hay entre el hombre y el niño.

Entre los hombres y los niños hay gran diferencia en cuanto á la distancia desde una coyuntura á otra, pues el hombre desde la articulación del hombro hasta el codo, desde este al extremo del dedo pulgar, y desde el un hombro al otro tiene la longitud de dos cabezas [1] y el niño solo una; porque la naturaleza compone la habitación del entendimiento antes que la de los espíritus vitales.

  1. Esto es, dos rostros.

◄   § CLXVIII.
§ CLXX.   ►