Abrir menú principal
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


§ CLXIII.Editar

Del color de las montanas.

Cuanto mas oscura sea en sí una montana, tanto mas azul parecerá á la vista; y la que mas alta esté, y mas llena de troncos y ramas será mas oscura; porque la multitud de matas y arbustos cubre la tierra de modo que no puede penetrar la luz; y ademas las plantas rústicas son de color mas oscuro que las cultivadas. Las encinas, hayas, abetos, cipreses y pinos son mucho mas oscuros que los olivos y demás árboles de jardín. La parte de luz que se interpone entre la vista y lo negro de la cima, compondrá con él un azul mas bello, y al contrario. Cuanto mas semejante sea el color del campo en que insiste una planta al de esta, tanto menos parecerá que sale fuera, y al contrario; y la parte blanca que confine con parte negra parecerá mucho mas clara, y del mismo modo se manifestará mas oscura la que mas remota esté de un paraje negro, y al contrario.


◄   § CLXII.
§ CLXIV.   ►