Abrir menú principal

El Tratado de la Pintura: 160

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


§ CLV.Editar

Por qué no es color el blanco.

El blanco en sí no es color, mas está en potencia de recibir cualquier color. Cuando se halla en campo abierto, todas sus sombras son azules; y esto es en razon de la proposición cuarta que dice: la superficie de todo cuerpo opaco participa del color de su objeto. Y como se halle el blanco privado de la luz del sol por la interposición de algún objeto, queda toda aquella parte que está de cara al sol y al aire bañada del color de este y de aquel; y la otra que no la ve el sol queda oscurecida y bañada del color del aire. Y si este blanco no viese el verde del campo hasta el horizonte, ni la blancura de este, sin duda aparecería á nuestra vista con el mismo color del aire.


◄   § CLIV.
§ CLVI.   ►