Abrir menú principal
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


§ CXXXIII.Editar

De la claridad de los paises.

Nunca tendrán semejanza la viveza, color y claridad de un pais pintado con los naturales que están iluminados del sol, á menos que se miren estos paises artificiales á la misma luz.