Abrir menú principal

El Tratado de la Pintura: 031

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


§ XXVI.Editar

Advertencia al Pintor.

Observe el Pintor con sumo cuidado cuando dibuje, cómo dentro de la masa principal de la sombra hay otras sombras casi imperceptibles en su oscuridad y figura: lo cual lo prueba aquella proposición que dice, que las superficies convexas tienen tanta variedad de claros y oscuros, cuanta es la diversidad de grados de luz y oscuridad que reciben.


◄   § XXV.
§ XXVII.   ►