El Gran Teatro del Mundo: 29

Pág. 29 de 30
El Gran Teatro del Mundo Pedro Calderón de la Barca


LABRADOR



Esa fue mi intención sola,

que quise mal vagamundos.


AUTOR



Por eso os lo premio ahora,

y porque llorando culpas

pedisteis misericordia,

los tres en el Purgatorio

en su dilación penosa

estaréis.


DISCRECIÓN



Autor divino

en medio de mis congojas

el Rey me ofreció su mano

y yo he de dársela ahora.


(Da la mano al REY, y sube.)


AUTOR



Yo le remito la pena,

pues la religión le abona;

pues vivió con esperanzas,

vuele el siglo, el tiempo corra.


LABRADOR



Bulas de difuntos lluevan

sobre mis penas ahora,

tantas que por llegar antes

se encuentren unas a otras;

pues son estas letras santas

del Pontífice de Roma

mandamientos de soltura

desta cárcel tenebrosa.


NIÑO



Si yo no erré mi papel,

¿por qué no me galardonas,

gran Señor?


AUTOR



Porque muy poco

le acertaste; y así, ahora,

ni te premio ni castigo.

Ciego, ni uno ni otro goza,

que en fin naces del pecado.


NIÑO



Ahora, noche medrosa

como en un sueño me tiene,

ciego, sin pena ni gloria.


RICO



Si el poder y la hermosura,

por aquella vanagloria

que tuvieron, con haber

llorado, tanto se asombran,

y el labrador, que a gemidos

enterneciera una roca,

está temblando de ver

la presencia poderosa

de la vista del Autor,

¿cómo oso mirarla ahora?

Mas es preciso llegar,

pues no hay adonde me esconda

de su riguroso juicio.

¡Autor!