El árbol del mejor fruto: 111

Escena XIII
Pág. 111 de 115
El árbol del mejor fruto Acto III Tirso de Molina


UNA VOZ

Constantino, sólo a vos
se reserva esta ventura.
Esta es la cruz que procura
vuestra fe, cama de Dios.


CLORO

¡Oh misterio soberano!
¡Oh celestial interés!


MINGO

Una buscáis, y son tres
las que halláis.


IRENE

César cristiano,
derretida por los ojos
sale a ver alegre el alma
este cedro, aquesta palma
que a Dios tuvo por despojos.


ELENA

Sí; pero ¿cuál dellas es
la cruz en quien Dios derrama
su sangre, y sirvió de cama
a su muerte?


CLORO

Aquí están tres.
¿Cómo haremos experiencia
de la que es joya infinita?


JUDAS

Si vuestro Dios resucita
muertos, la misma excelencia
tendrá la cruz verdadera.
Manda traer un difunto,
y aquella que diere al punto
vida al muerto, que no espera,
en tocándole, esas dudas
satisfará.


CLORO

Buen consejo.


MINGO

Sin fe le habéis dado, viejo;
mas ¿qué mucho si sois Judas?


CLORO

A Lisinio muerte di
por idólatra y traidor.
La cruz le ha de dar favor
y vida. Tráiganle aquí.


MINGO

Vamos por él.


ELENA

¡Palma santa
que veros he merecido!


CLORO

¡Que tal ventura he tenido!


IRENE

¡Que por vos, divina planta,
salí de la confusión
de la ciega idolatría!


El árbol del mejor fruto de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III