El árbol del mejor fruto: 107

Escena XI
Pág. 107 de 115
El árbol del mejor fruto Acto III Tirso de Molina


IRENE

Si tu cólera limito,
perdona a Isacio por mí.


CLORO

Yo le perdono por ti,
que en todo, mi bien, te imito.
Y a ti, Lisinio traidor,
indigno de mi corona;
que el que injurias no perdona,
no se llame emperador.


LISINIO

Dame esos pies.


CLORO

Mi valor
se venga desta manera.
Darte la muerte pudiera
que piden tus tiranías,
pero las ofensas mías
no se vengan. Oye, espera.


LISINIO

¿Qué mandas?


CLORO

Dos juramentos
hiciste, que has quebrantado.
Ya el uno está perdonado,
y en él tus atrevimientos.
Con martirios y tormentos
los cristianos perseguiste;
a infinitos muerte diste,
asombro siendo del mundo,
y el juramento segundo
bárbaro y cruel rompiste.
Bien puedo yo perdonar
mis agravios, pero no
los de Dios, que me mandó
sus contrarios castigar.
Vengan en ti a escarmentar
desleales y crueles,
y los romanos laureles,
sepan en mi desatino
que así venga Constantino
la sangre de sus Abeles.

(Dale muerte dentro.)


IRENE

Matole: ¡heroico valor!
Pero es justo aqueste pago
de mis servicios. ¿Qué estrago
hizo jamás el rigor
yéndole a la mano amor?
Refrenaron mis enojos
su vista.


ISACIO

Leves antojos
te disculpan, enemiga.


IRENE

Nadie que se venga diga
si ve a su amante a sus ojos.

(Vanse.)


El árbol del mejor fruto de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III