El árbol del mejor fruto: 101

Escena IX
Pág. 101 de 115
El árbol del mejor fruto Acto III Tirso de Molina


ELENA

¿Dónde?


MINGO

Dice
que entre los tigres y frailes.


ELENA

Morirás en el tormento,
traidor, mientras no declares
dónde está mi amada prenda.


JUDAS

¡Ay! La maldición te alcance
de Sodoma y de Gomorra.


MINGO

¡Oh! Rabino, al fin cobarde;
¿mi gorra, qué culpa tiene,
que la maldices?


JUDAS

¡Ayudadme,
Dios de Jacob, Dios de Isaac,
Mesías santo!


MINGO

Aunque llames
al menjuí y al ámbar gris.


JUDAS

Haz, señora, que me abajen,
que yo la verdad diré.


ELENA

Bájenle, pues, y matalde
si donde está no confiesa.


JUDAS

No es posible ya que calle,
que me quebrantan los güesos
y me atormentan la carnes.
¡Adiós, secretos ocultos!
¡Dios de Israel, perdonadme!
En el monte de Sión
hicieron que se enterrase,
los antiguos de mi ley,
y que encima edificasen
una casa deshonesta,
donde mujeres infames
con ganancia torpe y vil
aquel lugar profanasen.
Después Adrïano César
mandó poner una imagen
o estatua suya, y que allí
como deidad le adorasen.
Mas, vamos, señora, allá
y donde dijere, caven,
que yo sacaré la cruz,
aunque mis deudos me maten.


El árbol del mejor fruto de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III