El árbol del mejor fruto: 081

Escena II
Pág. 081 de 115
El árbol del mejor fruto Acto III Tirso de Molina


LISINIO

Grande premio me ofrecéis;
gran peligro es el presente;
pero de dos grandes cosas
se ha de escoger la mayor.
El Imperio y vuestro amor
hazañas dificultosas
merecen; mas pues escucho
el bien a que me provoco,
nunca mucho costó poco:
si mucho pedís, dais mucho.
Juré al César Constantino
no perseguir los cristianos,
ni con intentos tiranos
abrir ingrato camino
contra él, de traición ni guerra;
mas de los dioses el celo
puede más, pues en el cielo
reinan, cuando él en la tierra.
No puedo yo ser traidor,
si su ley quiero amparar:
el amor y el imperar
no admiten competidor.
Amor e Imperio me espera,
y pues nuestra ley derriba,
el amor de Irene viva,
y el tirano César muera.


IRENE

Dame esos brazos, valor
de Roma, que dignamente
honra en su lauro tu frente
y en tus méritos mi amor,
que, desde hoy, Irene es tuya.


ISACIO

Llámete restauración
de su ley nuestra nación.
Constantino se destruya:
reine Lisinio, no más,
en el mundo y en Irene.


El árbol del mejor fruto de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III