El árbol del mejor fruto: 080

Escena II
Pág. 080 de 115
El árbol del mejor fruto Acto III Tirso de Molina


IRENE

La que yo, Lisinio, tengo
al presente, es olvidar
a quien pretende injuriar
la ley que a defender vengo;
que el culto que reverencio
de los dioses, ha trocado
en odio mi amor pasado.
Venció el César a Magencio
con el favor soberano
de Júpiter, y en su ofensa,
Constantino ensalzar piensa
la ley y nombre cristiano.
Y mal por dueño tendrá
mi alma al que en desacato
del cielo, es a Jove ingrato;
pues conmigo lo será
quien a despreciallos viene;
y así, aquel que los vengare
y a Constantino matare,
vendrá a ser dueño de Irene.
Si no es encarecimiento
el amor que me mostráis,
e imperar sólo intentáis
(que lo demás es tormento)
vengad este vituperio,
siendo desta causa juez,
y ganaréis de una vez
mi voluntad y el Imperio.
¿Qué dices?


LISINIO

Que dificulto
tan ardua empresa.


ISACIO

El amparo
de los dioses está claro
por vos, si en fe de su culto,
castigáis este tirano.
El reinar sin compañía
es la mayor monarquía.
Mi prima os dará la mano
y la posesión de Oriente,
si nuestra fe defendéis.


El árbol del mejor fruto de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III