El árbol del mejor fruto: 079

Escena II
Pág. 079 de 115
El árbol del mejor fruto Acto III Tirso de Molina


Dichos, y LISINIO.
  
LISINIO

(Aparte.)
 
Mucho a Constantino debo,
emperador soy por él;
cumplió el presagio el laurel,
propicio a mis dichas Febo;
pero esto de compañía
reinando me da tristeza.
Sólo pide una cabeza
el nombre de monarquía;
luego, no seré monarca
mientras que reinemos dos.
Un sol sólo, siendo Dios,
la esfera del cielo abarca;
un planeta sólo tiene
cada cielo, y es mayor
que la tierra.


IRENE

¡Gran señor!


LISINIO

¡Oh, hermosa y divina Irene!


IRENE

¿De qué viene pensativo
Vuestra Alteza?


LISINIO

El gobernar
consigo tiene el pesar,
por ser su peso excesivo.
Hame puesto mi ventura
en lo que no sé si acierto,
pero luego me divierto
en viendo vuestra hermosura.
Y ojalá que Constantino
su posesión no gozara,
que, nuevo Ícaro, volara
a vuestro cielo divino,
puesto que a su imitación
soberbio como él cayera,
pues muriendo, al fin pudiera
honrar mi imaginación.


El árbol del mejor fruto de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III