El árbol del mejor fruto: 038

Escena I
Pág. 038 de 115
El árbol del mejor fruto Acto II Tirso de Molina


CONSTANCIO viejo,
emperador, con luto;
ANDRONIO y otros.
UN PAJE.
  
ANDRONIO

En este desierto fue
la tragedia, gran señor,
que provocó su valor.
Aquí muerto le dejé,
y huyendo los forajidos
cuando se certificaron
ser César el que mataron,
temerosos, si atrevidos,
de tu enojo y su castigo.
Llegué a esta pequeña aldea,
que en llantos su amor emplea;
llevé pastores conmigo,
tomé el cadáver difunto,
y habiéndole embalsamado,
le dejé depositado,
partiéndome al mismo punto
a darte la nueva triste
que certifican tus ojos
en sus funestos despojos.