Duro es este peñasco levantado

Duro es este peñasco levantado de Fernando de Herrera


 Duro es este peñasco levantado,   
 que no teme el favor del bravo viento,   
 fría esta nieve, que el soberbio aliento   
 del Aquilón arroja apresurado;   
 

 más duro es vuestro pecho y más helado, 
 en quien la piedad no ha hecho asiento,   
 ni el fuego de amoroso sentimiento   
 en él jamás, por culpa vuestra, ha entrado.   
 

 Sordas las ondas son de aqueste río,   
 pero más sorda vos a mis clamores,  
 que aún poco os pareció ser dura y fría.   
 

 Mas todo este dolor del pecho mío   
 no causa tantas penas y dolores   
 cuanto la soledad del alma mía.