Abrir menú principal

Dos marinos en la orilla
de Federico García Lorca


A Joaquín Amigo


1.o

   Se trajo en el corazón
un pez del Mar de la China.

   A veces se ve cruzar
diminuto por sus ojos.

   Olvida siendo marino
los bares y las naranjas.

   Mira al agua.



2.o

   Tenía la lengua de jabón.
Lavó sus palabras y se calló.

   Mundo plano, mar rizado,
cien estrellas y su barco.

   Vio los balcones del Papa
y los pechos dorados de las cubanas.

   Mira al agua.