Abrir menú principal
Almanaque del espiritismo (1873)
Don José Fernández Colavida
 de J. Navarrete.

Nota: Se ha conservado la ortografía original.


Don José Fernández COLAVIDA.


DON JOSÉ FERNANDEZ COLAVIDA.

Tenemos que ocuparnos de uno de los más incansables y ardientes partidarios de la doctrina espiritista a la que ha llegado por una intuicion manifiesta desde la infancia, por el reconocimiento de la influencia providencia! en los hechos culminantes de su vida, por la lógica misma del sistema filosófico, y lo que es más notable, por el sufrimiento, por lu pruebas.

Los padres del Sr. Colavida murieron bien desgraciadamente; uno fusilado por los furores de la politica, otra muerta tambien violentamente, por la imprudencia de un cazador, desgracias ambas, capaces de llenar de eterna melancolía el corazon de un hijo amante.

El Sr. Fernandez Colavida nació en 1819, a orillas del Ebro; sus estudios fueron interrumpidos por la guerra civil, y se vió obligado a dejar los libros por la espada, que á la conclusion de la lucha fratricida, borren de nuestra historia contemporánea, volvió a trocar con aquellos.

Los azares de la guerra mermaron en grande escala su familia y bienes, y con la imposibilidad de continuar una larga carrera cientifica, por falta de medios materiales , concluyó la del notariado. bajo la influencia de la pernicíosa estrella que alumbró su nacimiento, pues el ministerio Mayans trastornó sus planes, al quedar domiciliado en Barcelona en 1844 para dedicarse a los trabajos de su escribanía.

Influido por la ilustracion nada comun de su Padre, fué cristiano sin sombras de fanatismo, y como quedara huérfano cuando más necesarios eran los paternales consejos, luchó en su conciencia con los abusivas ritos e intolerantes dogmas de la escuela católica y concibió el proyecto de la publicacion de un periódico conciliador que fuera espresion de sus sentimientos y aspiraciones religiosas.

En aquella época conoció ln doctrina espiritista hallando en ella la solucion de sus dudas, y dedicándose a su propaganda, pues el hombre recto no satisface su conciencia hasta que no trata de hallar para los demás el bien en que él descansa,

Aconsejado por los espiritus para que tradujera y publicara las obras más a propósito para la iniciacion en las doctrinas espiritistas, cumplió los deseos de los buenos espirítus, y los amplió publicando el año 69 una revista sobre la materia, que continúa viendo la luz.

Efecto de la gran propaganda hecha para la expendicion de sus traducciones, el Sr. Fernandez Colavida hn recibido comunicaciones de Montevídco, Buenos Aires, Bogotá , Rio Janeiro , Lima, Cusco, Guayaquil y Filipinas; puntos en donde germinaba el estudio del espiritismo, al que contribuyó en gran manera.

La vida del Sr. Fernandez Colavida abunda en hechos desgraciados, y su fé en la consoladora doctrina que tan acérrimamente contiene es tan grande, por haber sido depurada en el crisol del infortunio, como grande es la satisfaccion que tenemos al consignar que el hermano de que nos ocupamos es de los primeros espiritistas españoles por su celo, por su modestia, por su laboriosidad, y digno de premio por lo mucho que ha sufrido.