Don Gil de las calzas verdes: 017

Escena II
Pág. 017 de 195
Don Gil de las calzas verdes Acto I Tirso de Molina


CARAMANCHEL

y cuando a casa llegaba,
    ya era de noche. Acudía
al estudio, deseoso
(aunque no era escrupuloso) 325
de ocupar algo del día
    en ver los expositores
de sus Rasis y Avicenas;
asentábase, y apenas
ojeaba dos autores, 330
   cuando doña Estefanía
gritaba: «Ola, Inés, Leonor,
id a llamar al doctor:
que la cazuela se enfría.