Domingo por la mañana

Nota: Esta transcripción respeta la ortografía original de la época.
XII

Romancero selecto del Cid (1884) (page 66 crop).jpg


omingo por la mañana
cuando el claro sol salió
más alegre que otras veces
por gozar de la ocasión,
don Rodrigo de Vivar
el que la palabra dió
de casarse con Jimena,
ese día la cumplió.
Y para ir á la iglesia
á tomar la bendición,
por mostrar lo que valía
¡oh qué galán que salió!
Que de raso columbino
llevaba un rico jubón,
calza colorada y justa,
porque su gusto ajustó,
bohemio de paño negro,
de raso la guarnición,
la manga larga y angosta
con capilla de buitrón;

jaqueta lleva de raja
y en ella mucho brahón,
y las faldetas tan cortas
que se parece el jubón;
lleva un cinto tachonado,
de plata los cabos son,
pendiente lleva del cinto
un doblado mocador.
Zapatos lleva de seda
de un amarillo color,
abiertos y acuchillados
porque era acuchillador.
Un collar de piedras y oro
que al muerto suegro sirvió;
la gorra lleva con plumas,
y un labrado camisón,
y la tizonada espada
á quien él mucho estimó;
de terciopelo morado
los tiros y vaina son.
Todos los grandes le aguardan,
cuántos en la corte son;
sale el Cid y hácenle campo
porque era Cid Campeador.
El Rey le lleva á su lado,
que en hacerlo adivinó
que de otros muy mucho reyes
Rodrigo le hará señor.
Todos le llevan en medio
en orden y procesión,
y para ir á la iglesia
todos se mueven á un són.


Romancero selecto del Cid (1884) (page 67 crop).jpg