Doña Beatriz de Silva: 087

Escena III
Pág. 087 de 128
Doña Beatriz de Silva Acto III Tirso de Molina


Una NIÑA que ha de hacer a Nuestra
Señora, dice desde arriba sin descubrirse, y responde
DOÑA BEATRIZ encerrada en el armario
NIÑA:

               ¿Beatriz?

BEATRIZ:

               ¿Quién es? ¿Quién me llama?
               que con regalada voz
               mortales ansias olvido
               libertad es mi prisión.

NIÑA:

               Sígueme.

BEATRIZ:

               ¿Seguirte? ¿Cómo,
               si tres días ha que estoy
               oprimida en la clausura
               de esta obscuridad atroz?
               Aquí me maltratan celos
               de una reina, que al rigor
               de su enojo libra llantos,
               venganzas a su pasión.
               Muda muero, ofensas callo,
               en fe de que noble soy,
               porque ignore el rey crueldades
               que ha ocasionado su amor.

NIÑA:

               No temas; fía en mi amparo.
               Libre estás; al resplandor
               de los rayos que me visten
               te saca mi protección.