Discursos oficiales de Salvador Allende/1973/Conferencia de prensa concedida a periodistas nacionales


​Conferencia de prensa concedida a periodistas nacionales​ de Salvador Allende Gossens
5 de marzo de 1973
Silhouette of Salvador Allende speeches 04.jpg


CONFERENCIA DE PRENSA OFRECIDA POR EL
PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, COMPAÑERO
SALVADOR ALLENDE GOSSENS, A PERIODIS-

TAS NACIONALES.-
Santiago, Marzo 5 de 1973.-

oficina de informaciones y radiodifusión
de la presidencia de la república

PRESIDENTE: Cuando accidentalmente convrsé con ustedes ayer, me dijeron que cuando podríamos hacerlo en forma oficial. Yo les manifesté que hoy. Por eso estoy aquí, para cumplir esta promesa, y además, porque me interesa señalar que se está desatando una campaña, a través de las radios, a fin de hacer creer que el Gobierno ha tenido, o tiene, el deliberado propósito de no entregar los cómputos; de no dar todos los antecedentes.

Yo quiero insistir una vez más, que el Gobierno -y los hechos lo han probado- adoptó todas las medidas a fin de evitar que hubiera dificultades, tropiezos, que impidieran que los ciudadanos libremente emitieran su sufragio. No sólo eso; el Gobierno, a través de la acción directa del Ministro del Interior, General Carlos Prats, en dos o tres oportunidades se reunió con los Jefes de Partido durante la campaña, para instarlos a tomar las medidas que pusieran término a los enfrentamiento pequeños, medianos o graves que hubo.

Más que eso. El Gobierno envió un Proyecto de Ley -que desgraciadamente no fue despachado- por que la aprobación de los partidos llegó tarde - destinado a fijar por Ley la forma de hacer la propaganda; sobre todo, la propaganda callejera y la mural.

De igual forma, como es tradicional, el Gobierno buscó la manera de que los partidos tuvieran acceso a los cómputos. Es por ello, que contando la Intendencia y el Ministerio del Interior, con muy ocas comodidades, se dispuso que el Edificio de la UNCTAD funcionara como Centro de Computación. Y se dió allí un espacio muy cómodo para que pudiera ser usado por los representantes de los Partidos.

Además, por primera vez los periodistas nacionales tuvieron real comodidad, igual que los periodistas extranjeros. Ayer visité este Centro. Inclusive fuí a ver cómo estaba la localidad destinada a los corresponsales extranjeros. Me encontré con un número muy reducido de ellos; los demás estaban, fundamentalmente, cumpliendo sus tareas en las comunas. Es decir, estaban viendo cómo se desarrollaba el acto eleccionario.

Es por ello que a mi me parece conveniente, que se sepa que en esta oportunidad ha habido cambios bastante importantes, que justifican y explican la demora en entregar algunos antecedentes. Pero antes quiero citar un caso. El 4 de Septiembre de 1970, éramos tres los candidatos a la Presidencia: Radomiro Tomic, el señor Jorge Alessandri, y el que habla. Y yo supe, oficialmente, a las dos de la mañana, por cuántos votos había ganado.

Tres candidatos a la Presidencia, y sin embargo, a mi tan solo a las dos de la mañana, me llamó a la Federación de Estudiantes, el Ministro del Interior de esa época, don Patricio Rojas. Estaba allí, luego de haber solicitado permiso a las autoridades para hacer una concentración.

Ustedes recordarán que hablé desde los balcones de la Federación de Estudiantes de Chile.

Los cómputos que tenía yo, me hicieron solicitar el permiso, cuando tuve la evidencia que había ganado. No podía decir si por 40, 45 o 36 mil votos; lo único que sabía es que había ganado.

Ayer, los distintos partidos, solicitaron permiso y se les otorgó. Se hicieron concentraciones de la Democracia Cristiana y del Partido Nacional, así como de la Unidad Popular.

Ninguno de los partidos ha dado cómputos detallados, pero los partidos tienen conciencia de cuales han sido los resultados con respecto a los Senadores y Diputados. Los detalles indiscutiblemente emanan de la información que da el Gobierno, que por lo demás no es lo definitivo. Lo definitivo lo dan a conocer los Colegios Departamentales y los ratifica o modifica el Tribunal Calificador de Elecciones.

Lo tradicional en Chile es que los resultados que entrega el Gobierno se aproxima y son casi exactas. Tienen una variación muy leve, en el Tribunal Calificador, como producto de alegatos, cuando ya hay problemas de fondo. Recuerden ustedes el caso de la disputa de los Senadores Carmona y Maurás.

Cuando fui elegido por primera vez Senador, en el año 1945, estaba en Valdivia, y me fui el predio de un amigo por dos días, al margen de todas las noticias, con la evidencia de haber sido elegido Senador. A mi regreso me encontré con los titulares de la prensa local, que anunciaban "Allende se pierde", debido a que el Colegio Escrutador iba a objetar los resultados de dos mesas. Efectivamente se repitieron las mesas, pero después que el Tribunal Calificador lo determinó, yo salí elegido Senador, como se me había expresado anteriormente en la Intendencia.

Por eso yo quiero insistir en esta ocasión, porque si cuando eran tres los candidatos a la Presidencia, al candidato triunfante se la dan los resultados recién a las dos de la mañana, en el caso actual, habían unos 300 candidatos a Parlamentarios, además de una elección complementaria para regidores, lo que hace más dificultosa la entrega de los resultados más detallados.

Además hay que agregar el hecho que ahora iban todos los partidos en una misma cédula, y por primera vez va la Confederación de Partidos y el Partido Federado, dentro de un mismo voto.

Por lo tanto, hay posibilidades de erro dentro de una misma lista, y dar como triunfante de la Federación de la Unidad Popular por ejemplo, al radical A, cuando en realidad ha salido el comunista B, ó que ha triunfado el comunista cuando en realidad ha salido el Socialista. Lo mismo puede ocurrir con los candidatos del Partido Nacional y la Democracia Cristiana que van en la misma lista.

Entonces dentro de la misma lista puede ocurrir ese error y lógicamente eso es motivo de un estudio acucioso y detallado; no basta sacar una cifra repartidora, hay que ver quien estuvo dentro de la cifra repartidora y quien la exedió.

El caso por ejemplo de Valparaíso, en que el segundo socialista está -me parece- a 45 votos de diferencia con el candidato radical que es Diputado en ejercicio, Barahona. Tal vez eso tiene que dilucidarlo el Colegio Departamental y por último, si hay reclamo, al Tribunal Calificador de Elecciones. Es difícil, de acuerdo al número de votos que ha sacado una lista, dos candidatos que van en una misma lista pero que pertenecen a distintos partidos y tienen 45 votos de diferencia.

Tengo entendido que aquí en Santiago, en el Primer Distrito debe haber uno o dos casos, entre ellos me parece que la situación del candidato socialista Barberis, que aparece con 200 votos menos en una cantidad extraordinaria de votos que el candidato comunista, que saldría tercero.

Y así, pueden haber ocurrido hechos que justifican la demora. ¿Pero cómo se hace el proceso? ¿Cómo se realiza el recuento? Yo creo que en la pantalla no se va a ver muy claro, pero explicándolo se entenderá.

Aquí esta lo que ha confeccionado el Camandante Señor Badiola del Ejército, que refleja -primero- que hay aquí un jefe de Plaza de Santiago, que nada tiene uqe ver con los cómputos y es el encargado de mantener el órden público, que es el General Mario Sepúlveda.

Enseguida estan los Jefes de Fuerzas, nombrados por Decreto Supremo. Estos Jefes de Fuerzas son los encargados de recopilar los datos, cuadrarlos y entregarlos respectivamente a las Gobernaciones y a las Intendencias, pero una ve que han cuadrado los datos. En la mesa el Presidente de mesa hace el acta, la introduce, con los votos, en un sobre que cierra, que es el que envía al Conservador de Registro Electoral. Pero al mismo tiempo el personal de las Fuerzas Armadas obtienen del Presidente de mesa una copia de los resultados de la mesa respectiva que es la que se entrega al Jefe de Plaza, el que a su vez hace los cuadros, que remite al Gobernador o al Intendente.

En el caso de Santiago -por ejemplo, en el Primer Distrito- se envía al Intendente y aquí tengo la nómina de los distintos Jefes de Plaza de las distintas comunas de Santiago: en Santa Lucía, Coronel Raúl Lara; Santa Ana, Coronel Carlos Urzúa; Portales, Coronel Luis Orlando, etc. etc.

Como Santiago es muy grande, muy amplio, además se nombraron dos Gobernaciones ad hoc para facilitar la recepción oportuna, y Jefes de Plaza de esas Gobernaciones ad hoc; y en cada uno de los casos está el nombre del Gobernador ad hoc y de los Jefes de Plaza, que son los encargados de mandar las planillas. A su vez, lo Gobernadores las revisan y las envían al Centro de Computación, a través de la Intendencia respectiva, o directamente, si el caso es requerido.

Aquí como Uds. ven debe haber más o menos en Santiago, -tomando en cuenta los 4 Distritos-, cerca de 50 Jefes de Fuerza, nombrados por Decreto Supremo, que son las personas que tienen que ver directamente con los votos.

El procesamiento final está a cargo de los funcionarios dependientes del Ministerio del Interior.

Y en caso concreto, hoy día oí por radio de que se objetaba el que la Unidad Popular hubiera sacado el segundo Senador por las provincias de Bío Bío, Malleco y Cautín.

Ayer mismo me interesé, cuando el Canal 7 dió un detalle y dijo que a su juicio, con una proyección determinada, saldrían 4 Senadores de la oposición, en Bío Bío, Malleco y Cautín. Yo, que había estado en esas provincias, que tenía antecedentes pesné que la proyección podía ser un bajo aporte y que no podía obedecer -posiblemente a la realidad; y tuve la información -por ejemplo- de Bío Bío y Malleco, que señalaba que la Unidad Popular había sacado en una de las provincias el 39% en la otra el 40,1%, lo que hacía suponer que saldría el segundo Senador, aunque en Cautín, la Unidad Popular bajara del 36% de los votos. Pero resulta que no bajó del 36% de los votos. Pero puedo haber bajado al 30%, y con la votación de Malleco y Bío Bío, habría salido el segundo Senador.

Tuve la confirmación después, con los datos generales que se dieron. En seguida en vista de los comentarios de hoy día he llamado personalmente a los Intendentes. El Intendente de Cautín, Bío Bío y Malleco, me ha expresado que no ha habido ningún reclamo por ninguno de los Jefes de los partidos de oposición y que ayer, en Cautín, la Democracia Cristiana reconoció que habían salido tres Senadores de oposición y dos Senadores de la Unidad Popular.

El caso de Santiago es bastante claro y fácil de precisar. Tengo los datos aquí. En Santiago ha habido un total de un millón cuatrocientos quince mil votantes.

Varones: 681.683; mujeres: 763,528.

La oposición: CODE ha sacado 817.297 votos divididos en: 356.411 varones y 460.886 mujeres.

La Unidad Popular ha sacado 577.355 votos, divididos en: 314.646 varones y 262.790 mujeres.

Se vuelve a rpetir lo que tradicionalmente ha sucedido en Santiago: una mayor votación de la oposición, y una extraordinaria diferencia en la votación entre las mujeres partidarias de la izquierda y las mujeres de centro y de derecha.

En resumen, aquí, en los Senadores, la oposición ha sacdo el 57,75% de los votos y la Unidad Popular el 40,79% de los votos. La cifra repartidora, cabe dos veces en los votos obtenidos por la Unidad Popular y que había un excedente de 30 y tantos mil votos. Hay además 15.151 votos nulos, y 5.368 votos en blanco. Este dato, que puede interesarles a ustedes, es el que refleja la votación de los Senadores de Santiago, más el resto de los Diputados de las distintas provincias del país, excepto Santiago, por las dificultades que se presentaron en dos comunas, y que se están revisando, frente a los reclamos que se han hecho.

Repito que en este instante, por ejemplo, el señor Ministro del Interior, General Carlos Prats, ha oído con representantes del Partido Nacional y la Democracia Cristiana, a la Oficina Computadora, para que los Jefes de los Partidos Políticos vayan personalmente y vean cómo se está trabajando, vean cómo son los antecedentes y puedan directamente, controlar las cifras. Si ha habido algún error, veremos que se pueda corregir; y si no lo ha habido, tendrán que reconocerlo.

EL Gobierno no va a ocultar ninguna cifra ni va a desdibujar ningún resultado. Si se ha cometido algún error -que por cierto no será voluntario, porque el señor Subsecretario del Interior es la persona que está encargada de manejar la máquina computadora- en una revisión se obtendrá el resultado definitivo, que no podrá, a mi juicio, alterar la línea general que establece, sin variación y sin apelación, que la Unidad Popular ha obtenido tres Senadores en Coquimbo y Atacama, dos en Santiago, dos en Talca, Curicó, Linares y Maule, dos en Bío Bío, Malleco y Cautín y dos en Chiloé, Aysen y Magallanes.

Yo, en anterior conversación con los señores periodistas, dije que la máxima opción que tenía la Unidad Popular era sacar 12 Senadores. Sacó 11 Senadores. La opción máxima era 12. Pero para sacar 12, había que sacar tres Senadores en CHiloé, Aysén y Magallanes, cosa que a mi juicio era muy difícil. Y cuando regresé de Magallanes y de Chiloé, di mi opinión a los Jefes de Partido, y sostuve que no podían salir tres Senadores en esa agrupación.

Sin embargo, sostuve categóricamente, que saldrían dos Senadores en cada una de las agrupaciones restantes, y dos, -por cierto- también en Magallanes, Aysén y Chiloé. Igual sostuve ayer -que conversé con ustedes accidentalmente en la UNCATAD- que sacaríamos más Diputados. No les puedo decir si hemos sacado 64, 65 ó 66. Pero como les digo, hay diferencias de 40 ó 50 votos entre una lista y otra, y entre Diputados que van en el mismo voto, pero que pertenecen, o al mismo partido, o a distinto partido. Por ejemplo: si ustedes me hubieran preguntado a mi si yo tenía dudas respecto al que íba a ser elegido Diputado por Concepción.- yo les habría dicho que no. Que Gerardo Espinoza era un Diputado seguro. Sin emabrgo, nos sorprendió Gerardo Espinoza; se perdió y salió un compañero de apellido González, socialista también, elegido por los obreros del carbón. Y se perdió Espinoza que durante dos períodos ha sido Diputado, y que ha tenido una enormidad de votos en Talcahuano, donde fue un brillante Alcalde.

Esas son las cosas electorales.

Cuando yo tuve informaciones, decía que era casi seguro que el quinto diputado sería en Concepción, Cantuarias.

Nadie imaginó que en el norte podría estar apagado el Senador Noemí por el Senador Mercado; parecería que el partido Nacional apoyó a Mercado. Y la diferencia entre Mercado y el Senador Noemí ha sido pequeña.

Es el mismo caso que ustedes han visto al escuchar la votación en Santiago, en la misma lista los señores Musalem y Labbe.

Y en Valparaíso -por ejemplo- yo creo que se ha dado el caso único de cómo se distribuyeron los votos los comunistas, que además han sacado una votación extraordinaria. Sacó 80 mil votos los comunistas de Valparaíso, pero resulta que a Guastavino prácticamente no le dieron votos, sino que un número muy restringido de los votos de una comuna ¿Por qué salió? Porque Guastavino es el hombre que tiene gran arrastre personal, es un brillante Diputado, es un hombre muy querido, es un hombre de un carácter especial, porteño de nacimiento, profesor distinguido, polemista también de condiciones extraordinaria. Sin embargo la votación de él, prácticamente es de 25, 24, 23, teniendo la votación más baja Guastavino. No hay nadie que pueda matemáticamente hacer eso. Es producto, sencillamente de un buen cálculo para encontrarle los votos a los dos primeros y en seguida el arrastre de Guastavino. Y sacan tres Diputados.

En cambio la DC que tiene dos diputados y pierde dos diputados y le puede dar al Partido Nacional. Este es el hecho.

A mi me interesaba darles a ustedes estos antecedentes, para pedirles que los tomen en cuanta para usar el criterio y poder estimarse el trabajo realizado y el número de diputados, el número de senadores; con la elección complementaria de regidores, con 700 mil inscritos; es decir, con jóvenes de 18 años para arriba, porque antes vetaban desde los 21 años.

Por último yo creo que es una demostración democrática del Gobierno, que no puede ser más amplia. El propio Ministro del Interior conversó con los jefes de partidos de oposición.

Hay que tomar en cuenta también que en el Ministerio del Interior está un General de la República, que es General en Jefe de la República del Ejército. Suponemos que se va a intentar a través de él, aplicar las leyes contra fraude.

En una injuria a los funcionarios que han tenido -entre ellos militares- la primera etapa de recolección de los vots, funcionarios que han estado siempre en computaciones y además al propio General Prats, cuya actitud de vigilancia, de acusiocidad, y cuya acción algún día el país reconocerá la profundidad y el alcance que tiene.

Un Gobierno que se ha preocupado extraordinariamente de darle a Chile el perfil legítimo; un Gobierno que ha querido acentuar lo que es; un Gobierno revolucionario, que por primera vez en la historia realiza cambios y transformaciones profundas en democracia, pluralismo y libertad. Un Gobierno que tuvo la actitud demostrada en el paro de Octubre; un Gobierno que ha demostrado la firmeza que ha tenido con los extremistas de derecha y más que nada con los extremistas de la izquierda, no va a ser un Gobierno que va a pretender hace un fraude, que por lo demás no le puede hacer, porque en este país hay demasiada experiencia electoral. Además los funcionarios que intervienen en la etapa básica, son integrantes de las Fuerzas Armadas de Chile, tienen y merecen la responsabilidad que el país les reconoce. Su apoliticismo, su sentido profesional y saben que a ellos está entregada en esencia, la claridad de un proceso. Por lo tanto yo les digo a ustedes, que este Gobierno piensa que si se ha cometido un error, este debe esclarecerse, porque además, digase lo que se diga, la victoria obtenida por la Unidad Popular es extraordinario y sin precedentes.

En la conferencia que tuve con los corresponsales extranjeros, hice presente que el señor Alessandri obtuvo de las elecciones de los años 60 y 61, el 30% de los votos.

El Presidente Frei, uqe había obtenido el año 64 sobre 55% de los votos, obtuvo solamente el 42,3% de los votos de las elecciones parlamentarias. El año 67 obtuvo en las elecciones municipales el 35,6%.

Yo con modesta prudencia, públicamente dije que la Unidad Popular bordearía el 40%. No soy las cifras proyectadas, porque falta el total de los votos de Santiago, pero si sumamos los votos de la provincia de Chile, sin los Diputados de Santiago, pro agregándole los Senadores de Santiago la Unidad Popular sobrepasa el 43% de los votos.

Esa es mi opinión personal, no un cálculo oficial.

Lo definitivo y lo importante es que para fijar los porcentajes de votos, se hace en referencia a los votos de Diputados, ya que falta aún el total de los votos de Diputados en la provincia de Santiago en su detalle de dos comunas.

He querido entregarles estos antecedentes, y estoy a disposición de ustedes para que pregunten lo que estimen pertinente.

Ofrezco la palabra. PERIODISTA DE RADIO CORPORACION: Es indudable de que el Gobierno subió la votación con respecto a Septiembre del año 70, y así lo ratifican las cifras, pero la oposición va a mantener la mayoría en el Poder Legislativo. ¿Como piensa el Ejecutivo, hacia adelante, superar este impasse, o va a continuar la oposición su labor obstruccionista ante una serie de proyectos, que ha enviado el Ejecutivo y que están en este momento durmiendo en el Congreso?

PRESIDENTE: Yo lo único que puedo responderle es que el Gobierno mantendrá lo que es la esencia de su actitud. Mantendrá su criterio de realizar el proceso chileno, dentro de los cauces legales, en pluralismo, democracia y libertad.

La oposición no es uniforme. Yo creo que la oposición tendrá que pesar lo que representa el apoyo recibido por el Gobierno, que nunca antes lo tuvo otro Gobierno; jamás en este porcentaje a los 30 meses de Gobierno.

Nunca un Gobierno, hasta ahora, aumentó los votos que había sacado el Presidente. Y yo no me siento molesto por esto, ya que quiere decir que hay una mayor conciencia, una mayor voluntad, hay más gente que está de acuerdo con el Programa, y se ha ampliado la base de apoyo del Gobierno de la campaña, a pesar de las dificultades de abastecimiento y a pesar de las colas.

¿Qué va a hacer la oposición? Eso yo no lo sé, pero pienso que ellos se juntaron por la elección. La prueba está que no tienen ni un Programa o plataforma común, que no hicieron ni un acto unidos, antes de la elección y tampoco anoche.

En cambio, la Unidad Popular tiene el Programa que es la base política del Gobierno. Y ha elaborado una Plataforma de Gobierno, de acuerdo con el Gobierno.

Pienso que muchas iniciativas del Gobierno, tendrán que encontrar acogida en el Parlamento. Por eso he distinguido la oposición que actua dentro de los canones y la tradición chilena, legalista y otra oposición que es la que ha estado conspirando y creando dificultades, para provocar o tratar de promover el caos económico. Tengo la convicción que ahora los congresales, que asumirán en sus cargos a partir del 21 de Mayo próximo, tendrán que pesar lo que representa la votación sacada por el Gobierno.

El apoyo masivo de los trabajadores es evidente, si usted mira la votación de este Gobierno en provincias, es extraordinaria, lo mismo en las comunas populares. Yo no estoy diferenciando los votos, pero indiscutiblemente en un proceso como el nuestro, la presencia activa de la clase trabajadora, dinamiza el proceso, ya que es la clase esencialmente productora.

PERIODISTA: Radio Portales. ¿Que le dice a usted el hecho de que ayer el 43% se haya decidido en Chile, por un sistema socialista?

PRESIDENTE: Yo creo que la mayoría de los que votaron tienen una concepción que les hace entender que este Gobierno abre el camino al socialismo, que conduce a la transformación de la sociedad, que llegue a estructurar una sociedad distinta, que será la sociedad socialista.

También he dicho que el socialismo no se impone por Decreto, y he fijado cuál es la cía chilena que es muy distinta al camino que usaron otros países que llegaron al socialismo. No por los cauces legales ni por el voto ciudadano.

PERIODISTA: Juan Gana. Presidente, en el orden de las perspectivas, de las consecuencias y tomando en cuenta los resultados conocidos, ¿usted cree que prevalecen las condiciones que hicieron posible la presencia de las Fuerzas Armadas en su Gabinete? PRESIDENTE: La Constitución Política establece en forma muy clara que los Secretarios de Estado los designa el Presidente de la República. Quiero destacar en forma muy nítida, que la presencia de las Fuerzas Armadas en el Gabinete, asi como la actitud de las Fuerzas de Orden, Carabineros e Investigaciones, será algún día reconocida como un hecho histórico trascendente. La presencia de las Fuerzas Armadas, junto al pueblo organizado, disciplinado y responsable, permitió la derrota del paro de octubre.

La presencia de las Fuerzas Armadas, junto con la orientación del Gobierno dió al país la sensación de la más absoluta imparcialidad, y dió la convicción plena, de que este Gobierno no usa tramoya y que jamás recurrirá a procedimientos fraudulentos o dolosos de ninguna especie, para escamotar a la opinión pública. Mucho meno sen un acto de la importancia y trascendencia de una elección, donde no puede cometerse fraudes. Podrán cometerse errores, pero fraudes imposibles.

En cada mesa hay un apoderado de los partidos, y cada apoderado se lleva un acta firmada por el Presidente y el Secretario de la mesa. Además aquí hay una experiencia electoral, como en pocos países del mundo, y cada partido tiene un sistema de computación, que puede ser más bueno que el del Gobierno algunas veces.

La respuesta que le doy, compañero Gana, es muy clara. El Presidente de la República es el que nombra los Secretarios de Estado.

PERIODISTA:Canal 13, señor Presidente. Sin pretender esgrimir el gallardete plebiscitario que la oposición le quiso dar a estos comicios, ¿no cree usted que el resultado indicaría un porcentaje mayoritario que el país estaría pidiendo quizás, rectificación en alguna parte del programa de Gobierno, fundamentalmente en lo económico? PRESIDENTE: ya se ha hecho presente que si la oposición fuera un todo unido ideológicamente, programáticamente, su victoria tendría un peso. En el supuesto caso que la votación que obtuvo se estimara una victoria.

Ya lo han demostrado las cifras, que a 30 mesas de Gobierno, este es el único que ha obtenido más votos que los que obtuvo el Presidente.

Ninguno de los Presidentes anteriores cambió su criterio. Repetían ante los corresponsales extranjeros, las frases con que dieran su batalla electoral. Por ejemplo, hace 5 días atrás, el ex Presidente Frei dijo: "No por un millón de votos cambio mi programa".

Yo paradiándolo dije: "Ni por un voto más en el Congreso, ni por dos millones de votos", lo cual no significa que nosotros, que yo como gobernante de este país, no tome en cuenta lo que opina mucha gente, en forma sensata, pero no en función del programa.

¿Cómo piensan que yo, por ejemplo, no crea necesario tomar medidas para controla el costo de vida y la inflación? ¿Cómo pensar que yo no me doy cuenta lo que representa la votación revolucionaria, de lealtad, de firmeza, de entereza moral, que le da a un Gobierno mucho más del 40% y posiblemente el 42%?

Cuando existen dificultades, cuando existen las colas, -que las hemos visto- y que indiscutiblemente son consecuencia de un hecho real, pero que además son producto intencionado de una sicosis despertada a través de campañas extraordinariamente bien orquestadas. Yo creo que muchas mujeres del pueblo son impactadas por la carencia de algunos artículos de primera necesidad. Conozco un ejemplo: la esposa de un Ministro de Estado entró a una farmacia y pidió un desodorante; el dueño le dijo: ¡No tenemos, por que el compañero Presidente quiere que todos los chilenos no anden como debe andar la gente!

La señora le dijo: "Señor no se exprese de esta manera del Presidente de la República. Entonces un dependiente de la farmacia respondió: "Puede decir lo que quiera sobre la actitud del Presidente porque es una empresa estatizada la que fabrica estos productos".

La señora le dijo: "Usted está equivocado". El dependiente contestó: "Usted miente". La señora le dijo: "Señor en media hora más voy a volver". Fue donde el General Bachelet y le pidió un certificado que en Indus Lever -la industria que produce que la señora buscaba-, ni es empresa estatizada, ni está intervenida; está formada por capitales extranjeros y capitales nacionales. Y le llevó el certificado y le dijo al farmacéutico; lea esto fuerte; el farmacéutico reaccionó de buena manera y leyó en voz alta el certificado en presencia del público.

He ido a la Compañía Chilena de Tabacos y me han dicho que el año 1971 se produjo el 70 y el 71. Y sin embargo, los cigarrillos han desaparecido o habían desaparecido; ya han vuelto a aparecer. Entonces hay un problema que estaba agudizado por las elecciones, indiscutiblemente.

Caramba, decirle a una persona mañana: "Ustedes no va tener más leche, no va a habe más leche Nido, no va a tener más leche, terapéutica para los niños; usted no va a tener más fideos, más azúcar; no va a tener más arroz. O decirle a una señora que está haciendo cola 2 horas, que cuando llegue su turno ya no encontrará los productos. En un Supermercado, a veces, atiende una sola cajera, cuando antes atendían tres, y se producen una serie de dificultades para poder cancelar lo que se ha comprado.

Entonces, cuando uno ve estas dificultades reales, pero al mismo tiempo abultadas artificialmente en muchos casos, encuentra que en verdad el pueblo tiene una gran convicción para que nos haya entregado su apoyo en la forma como lo ha hecho. Y sobre esa base, aquí se puede edificar mucho, pensando además que en los sectores de oposición legal hay grupos que tienen que tener un profundo sentido nacional. Y a ellos apelaremos, pero derrotar la inflación no es problema sólo de un Gobierno. Tiene que dársele los instrumentos necesarios para ello y de allí entonces que tenga confianza en que muchas iniciativas que antes se nos negaran, puedan ser despachadas por el Congreso. De todas maneras insistiremos en ello.

PERIODISTA: Perdone usted, Presidente, que me salga un poco del tema. Yo quería pedirle a usted reflexión a cerca del repunte que se a producido en el precio del cobre. PRESIDENTE: Bueno ¿que quiere que le diga? Estoy contentísimo porque el año 71 y 72, produciendo más cobre que el año 70 y que el año 69 -nunca Chile produjo más cobre en la Gran Minería que el año 72- Chile tuvo un menor ingreso de 500 millones de dólares. Entre el año 71 y 72, el promedio del precio del cobre no alcanzó sobre 48 centavos la libra. El cobre ha subido ahora a un 40%. Ojalá subiera más, pero mucho más, y mientras más rápido suba mejor para nosotros.

Por eso es importante también señalar una cosa y es que la vida de un país no puede depender -como es la característica de los países en vías de desarrollo- de un producto.

Ustedes lo saben perfectamente bien: el 72% de las divisas de que dispone Chile, es producido por la venta del cobre. El 24% ó el 25% del ingreso fiscal lo produce el cobre. Esto no puede ser. Por eso es que hay que diversificar las exportaciones; hay que hacerse una política, teniendo como base el cobre que es fundamental.

Por eso es que hay que fomentar la producción del hierro, pero no para exportar en bruto, sino en una etapa siquiera de industrialización primaria. En eso estamos. Aumentaremos la exportación de papeles, celulosa, pulpa de madera. Aumentaremos la producción de determinado tipo de fruta. Exportaremos determinado tipo de productos agrícolas, lo que nos puede dar una cantidad de divisas que nos permitirá comprar otros productos que necesitamos. Y estamos, sobre todo -y la gente no lo ha entendido- mirando al mar, que puede darnos posibilidad de exportación extraordinarias, además de garantizar el consumo interno fundamental de Chile. Entonces, diversificando y no sólo dependiendo de un productor, un país podrá mirar con tranquilidad el futuro.

Pensamos que terminada la guerra de Vietnam, el precio del cobre iba a bajar, y sin embargo es a la inversa. Vaya a saber Ud. y por qué. Será porque antes había un stock que tuvieron que lanzar al mercado, o será el proceso de reconstrucción mismo de Vietnam, lo que ha necesitado mucho más material de Cobre; o será porque hay que darle una expansión distinta a la industria, sobre todo que en Estados Unidos en esta readecuación. Bueno, son problemas que posiblemente están más allá de una entrevista como está. Pero también hay otro factor que no puede quedar entre guión, que es la devaluación sol dólar; devaluado el dólar, han subido todos los precios. Habría sido el colmo, una injusticia brutal, que habiendo subido todos los precios de los artículos importados y de los alimentos, hubiera bajado más todavía el precio del cobre.

Ofrezco la palabra.

PERIODISTA: ¿Cuál es la proyección en el plano internacional que tiene Chile, luego de ésta elección, considerando las distintas negociaciones, que se aproximan, especialmente aquellas con Estados, de la Deuda Externa? ¿Cómo está Chile hoy en el plano internacional, luego de esta elección. PRESIDENTE: Creo que la opinión, por lo menos yo, he revisado así someramente, para no demorarme en exceso con Uds. no ví con detalle los sables internacionales que me llevaron, pero puedo decir que la noticia de ayer ha sido primera plana en la mayoría de los diarios del mundo. Puedo señalar también, que un vocero oficioso del Departamento de Estado, señala que en realidad el Gobierno de Chile se ha consolidado, siendo una sorpresa el apoyo recibido.

Siempre sostuve que Chile tenía hoy día un perfil muy definido y que Chile, como país, tenía una presencia mucho más vigorosa en el mundo, y lo hemos probado en la gira que realice a los países de América Latina; en la que hiciera a Argelia, Marruecos y la Unión Soviética y nuestra presencia en las Naciones Unidas.

Ustedes comprenden y han visto la película. No me voy a atribuir a mi el mérito de recibir esos aplausos, por el discurso en las Naciones Unidas. El tema es bastante difícil tratarlo, pero interpretó lo que piensan cientos de delegados, y por eso se produce esa respuesta colectiva que se expresa en aplausos, que no son habituales, sino excepcionalísimos, y mucho menos que se ponga de pie la Asamblea para aplaudir a un Presidente.

¿Que ha hecho ese Presidente? Interpretarlos a ellos, por que la mayoría de los presentes, representan a los países del "tercer mundo".

Creo que el acto cívico de ayer, la normalidad, la tranquilidad, la serenidad son demostraciones que no pueden dar otros países; la serenidad y la tranquilidad que dieron todos los partidos.

Anoche hubo tres actos públicos, donde cada partido interpretó los resultados con su propio criterio. No hubo ni un vidrio roto. Tomamos todas las medidas; costó bastante establecer los sitios y el resguardo de ellos, y creo que inclusive, la única bomba lacrimógena que se lanzó fue a la gente de la Unidad Popular, que quiso traspasarla barrera y llegar hasta La Moneda, Nosotros habíamos dicho que esta no era zona de manifestaciones y los primero que deben entender son los adherentes de la Unidad Popular. Autorización para hacer una manifestación en la Plaza de la Constitución me pidieron anoche, y yo me negé, porque estaban muy cerca los locales partidarios, además que podía haber un provocador. Había que tomar el máximo de precauciones, para que no empañara nada el acto cívico de ayer.

Yo fui durante muchos años combatido, denostado, criticado, injuriado, calumniado y se dijo que si era Presidente de Chile, iba a ser una dictadura horrenda, y que no iba a haber nunca más elecciones.

Yo he demostrado lo contrario; han habido cinco elecciones complementarias y dos elecciones generales.

PERIODISTA: ¿Ud, creía, personalmente, que la Unidad Popular sacaría un porcentaje tan alto como indica la cifra?

PRESIDENTE: Ha sido una grata sorpresa. Yo siempre pensé que bordearíamos por el 42% y creo que se ha pasado por el 42%. Además dije ayer a ustedes que si sacabamos el 38% es más regular, si sacamos el 39% es bueno, sobre 40% es extraordinariamente bueno. Eso lo dije yo a las 12,45 más o menos cuando estuve en la UNCTAD. Así que si yo estimaba bueno llegar al 40% y hemos llegado al 24% ó al 43% es extraordinario. Pero lo que es más importante es el sentido que tienen estos votos, y en las circunstancias en que se entregan, con los problemas de aparente o real desabastecimiento con el problema inflacionario, y con una campaña tan brutal internacional y nacional. Sin esos problemas habríamos sobrepasado más del 40%, estimado buena la votación del 40% y muy buena sobe 40%.

Mucho gusto de haber estado con ustedes. Muchas gracias.