Abrir menú principal

Discurso de Cristina Fernández en el acto de inauguración de obras del aeropuerto de Resistencia

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Discurso de la Presidenta de la Nación Argentina, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, durante el acto de inauguración de obras del aeropuerto internacional de Resistencia, Chaco. 17 de julio de 2008.



Gracias, muchas gracias Chaco; señor Gobernador de la provincia del Chaco, querido Jorge Capitanich; Sandra; querido Gildo Infrán, Gobernador de la maravillosa provincia de Formosa; señores empresarios; amigos y amigas: realmente estoy muy contenta de estar aquí, hoy inaugurando esta importantísima obra de aeropuerto, que dota a nuestra querida provincia del Chaco - como bien decía Jorge - de una infraestructura, en materia aeroportuaria de características internacionales; infraestructura - como bien decía también Ernesto Gutiérrez, que fue no solamente uno de los ejes de nuestra propuesta electoral, sino fundamentalmente la ejecución de estos casi más de cinco años de gestión ya, a partir del 25 de mayo de 2003, donde la infraestructura económica y social fueron puntales en un crecimiento económico, que pese a como dice "Coqui", a los agoreros y a los que siempre pronostican catástrofes y cataclismos sigue a paso firme. Este mayo, último que pasó, pese a todo y cuando digo pese a todo ustedes saben, por supuesto, de qué hablo, Argentina creció al 8 por ciento, casi un desafío para cierta clase de agoreros y de agentes económicos, que creen que el país solamente puede pertenecerle a unos pocos.

Nosotras y nosotros estamos convencidos que la Argentina somos todos y fundamentalmente el esfuerzo debe estar orientado y destinado a generar trabajo, porque cuando uno también genera trabajo está generando salario. Y cuando genera salario vuelve a generar la capacidad para educarse, para vivir, para tener salud y para tener vivienda.

Y esta obra, que hoy estamos inaugurando, en la cual también tenemos participación el Estado Nacional, ustedes saben que el Estado Nacional participa en un 20 por ciento, se anuncia o inauguramos también en un día muy especial y muy vinculado a esto de la infraestructura aeroportuaria. Hoy Argentina ha comenzado el proceso de recuperación de su línea de bandera. Quiero confesarles algo, en realidad no nos hubiera gustado que esto sucediera porque nos hubiera gustado que realmente los empresarios que tenían a su cargo la explotación de la empresa hubieran podido llevarla adelante con eficacia, con eficiencia, porque creemos en la gestión privada, en materia de servicios públicos y creemos que puede ser eficiente.

Pero lo cierto es que todos los argentinos, y sobre todo los argentinos del país federal, los argentinos que vivimos en el país profundo hemos sufrido el deterioro permanente de un servicio, que ha dejado de ser eso, lo que siempre debió haber sido: un servicio público. Por eso la decisión, en un marco de acuerdo, porque también es importante llevarlo a cabo en un marco en el cual podamos acordar una salida que construya o reconstruya nuevamente lo que, en un momento, fue orgullo para los argentinos. Aerolíneas Argentinas. Y queremos hacerlo con mucho cuidado, con mucho trabajo, con mucho esfuerzo, en una muy pronta puesta en valor de la empresa, para luego también con métodos licitatorios transparentes, a nivel nacional e internacional, aportar capital privado. Porque creemos muy firmemente en la articulación entre lo público y lo privado; hemos superado la etapa donde nos dijeron que el Estado no servía para nada y lo hemos superado con mucho esfuerzo y con mucha tragedia para muchos argentinos.

Ahora sabemos no solamente que el Estado sirve, sino que además es insustituible e indelegable su rol en la participación y el contralor de determinados servicios públicos. Y creo, lo hemos aprendido con fracasos, que a los argentinos muchas veces nos pasa que parece que no pudiéramos hacer aprendizaje como hacen otros países a partir de experiencias positivas; parece ser que muchas veces solo podemos hacer aprendizaje a partir de los fracasos. Esa debería se una tendencia que deberíamos todos tratar de cambiar, no tener que fracasar para siempre empezar una y otra vez de nuevo. Hacer aprendizaje de las cosas en las que nos fueron mal o que hicimos mal para, precisamente, no volver a cometerlas.

Yo estoy muy contenta y, al mismo tiempo, quiero confesarles algo. Hoy es un día muy triste y estoy muy triste porque ha muerto un amigo del alma muy querido, casi un hermano, fue testigo de casamiento del ex presidente y mío, viejo militante también, como siempre todos los amigos han estado presentes en la historia nuestra de la militancia, es así, y uno tiene que seguir igualmente. En honor a él, que fue un gran argentino, un gran compañero, fue diputado en la provincia de Santa Cruz, también sentí la obligación de estar hoy aquí cumpliendo con mi deber porque sé que él hubiera querido también que yo estuviera hoy aquí. Luego le voy a ir a dar la última mirada. Son las historias de vida que también tenemos todos, los que somos presidentes o presidentas también nos pasan cosas feas y terribles como le pasa al resto de los seres humanos. Tal vez no podemos exteriorizarlo de la manera que por ahí lo hace un ciudadano que no tiene responsabilidades. Pero bueno, en definitiva, también nos pasan.

Quiero contarles esto y decirles que, al mismo tiempo, estoy contenta porque Chaco es una provincia que necesita mucho, como todo el NOA y el NEA sufre un desequilibrio histórico estructural en materia de infraestructura económica y social de la que es tributaria frente al desarrollo que ha tenido el puerto, fundamentalmente, y toda la Pampa Húmeda que la circunda. Hubiera sido mejor tener un desarrollo más equitativo, más integral.

Pero creo que tenemos que ponernos a trabajar para seguir profundizando esta obra de infraestructura que está dotando, como bien lo decía recién el Gobernador, a todo el país con un equipamiento inédito; hacía décadas que no se hacía este nivel de inversión en materia de obra pública. Porque también, no hace mucho tiempo, se decía que la obra pública era gasto, no era inversión y había que convencer a los técnicos que nos venían a monitorear desde afuera que esto era una necesidad de inversión.

También quiero contarles que ese 8 por ciento de crecimiento de mayo se une también a una duplicación, casi 72 por ciento del anuncio de inversiones comparado con el primer semestre del año 2007-2008, 7.900 millones de dólares aproximadamente contra casi 14.000 millones de dólares que se han anunciado en materia de inversiones extranjeras y nacionales en este primer semestre, el 85 por ciento de inversiones extranjeras y el 15 por ciento de inversiones nacionales y un 33 por ciento de emprendimientos nuevos y un 67 por ciento de ampliación de los ya existentes.

Creo que además, en una gestión tan importante como la que está haciendo el Gobernador y en donde el turismo tiene que ser un puntal, como lo está siendo, en el crecimiento y en ingreso de divisas en todo el país, la dotación de infraestructura como lo que hoy inauguramos y la recuperación de nuestra aerolínea de bandera para ponerla, precisamente, al servicio de un desarrollo turísticos imprescindible, van a contribuir a la construcción de ese Chaco y de esa Argentina que alguna vez soñamos y que hoy nos toca construir.

Muchas gracias, felicitaciones y muy buenas noches a todos.