Discurso: 5 de enero de 2002

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Los eventos del 11 de septiembre dejaron a los Estados Unidos más triste y más fuerte. Y aclararon algunas metas importantes para nuestro país.

Tenemos una guerra que luchar - y una recesión que combatir. Defender nuestro país y fortalecer nuestra economía son dos grandes prioridades para el 2002. Tenemos que estar resueltos - y tenemos que mantener nuestro enfoque.

Este Sábado viajaré por Oregon y California - hablando con personas que han sido seriamente afectadas por la baja en la economía. Cuando regrese a Washington el Lunes, discutiré con mis asesores económicos y otros oficiales los más recientes datos económicos, y cómo lograr una rápida recuperación de la economía.

Mi Administración ha sometido nuestras ideas para crear nuevos empleos. He propuesto acelerar las rebajas en los impuestos que el Congreso aprobó el año pasado, ya que mientras más rápido bajen los impuestos, más rápido crecerá nuestra economía.

He propuesto reembolsos de impuestos para familias de ingresos bajos y medianos, para poner dinero en manos de personas que tienen que mantener a sus niños y pagar cuentas.

He propuesto reformar el impuesto mínimo alternativo de modo que los empleadores y los empresarios ya no tengan que ver subir sus impuestos al mismo tiempo que se contraen sus ganancias. En tiempos difíciles tenemos que fomentar al espíritu empresarial - no penalizarlo.

Y he propuesto un tratamiento tributario más equitativo para empleadores y empresarios que inviertan en equipos nuevos - lo cual ayudará a las personas trabajadoras que usan el equipo así como a los que lo fabrican.

El Consejo de Asesores Económicos estima que estas ideas podrían salvar por lo menos 300,000 empleos que están en peligro. También estoy pidiendo al Congreso que actúe inmediatamente para ayudar a los trabajadores desempleados. He propuesto la extensión de beneficios de desempleo por 13 semanas. Y he apoyado créditos tributarios para proteger el seguro de salud de trabajadores que han sido despedidos.

Pero no nos podemos quedar allí. Es importante ayudar a los trabajadores que han perdido sus empleos. Es aún más importante ayudar a trabajadores a encontrar nuevos empleos. En épocas duras las personas necesitan recibir un cheque por desempleo. Pero lo que quieren es tener un cheque de pago. Los Estadounidenses quieren la independencia que da un empleo - y la satisfacción de mantener ellos mismos a sus familias. Un empleo es más que una fuente de ingresos. Es una fuente de dignidad.

Yo presenté mis propuestas para crear nuevos empleos y ayudar a trabajadores despedidos el 4 de Octubre hace tres meses y antes de que se perdieran 943,000 empleos. La Cá mara de Representantes aceptó mis propuestas. Pero los líderes del Senado ni siquiera fijaron fecha para una votación.

Algunos en el Senado parecen creer que nos podemos dar el lujo de no hacer nada - que la economía se mejorará por sí sola, tarde o temprano. Yo digo que si su empleo está en peligro - o si tiene a un ser querido sin empleo - usted quiere esa mejora antes, no después.

Necesitamos un plan para extender los beneficios por desempleo - y necesitamos un plan para terminar con la recesión. Y el Senado tiene que actuar en ambos casos. Los trabajadores Estadounidenses no pueden esperar más.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.