Desposorio

Desposorio de Federico García Lorca



   Tirad ese anillo
al agua.

   (La sombra apoya sus dedos
sobre mi espalda.)

   Tirad ese anillo. Tengo
más de cien años. ¡Silencio!

   ¡No preguntadme nada!

   Tirad ese anillo
al agua.