Dando la enhorabuena a un amigo

Dando la enhorabuena a un amigo de Gaspar María de Nava Álvarez



 Cual suele con las ramas enlazadas   
 dos árboles unirse, que ni el viento   
 puede arrancarles de su firme asiento,   
 ni quebrantar sus copas levantadas,   
 

 pues antes entre sí bien apretadas  
 parecen elevarse al firmamento,   
 dándoles hermosura y ornamento   
 las frutas, que producen sazonadas,   
 

 así, querido amigo, te deseo   
 un lazo delicioso, un lazo fuerte  
 por medio del dulcísimo Himeneo.   
 

 Y que esta unión se forme de tal suerte   
 que, colmado de paz y de recreo,   
 seas siempre feliz hasta la muerte.