Comentarios a la Guerra de las Galias: Libro 3


1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29



1
Editar

Al marchar César hacia Italia, envió a Servio Galba con la legión duodécima y con parte de la caballería

2
Editar

3
Editar

4
Editar

5
Editar

6
Editar

7
Editar

8
Editar

9
Editar

10
Editar

11
Editar

12
Editar

13
Editar

14
Editar

15
Editar

16
Editar

17
Editar

18
Editar

19
Editar

20
Editar

Casi simultaneamente Publio Craso llegó a Aquitania, región que, como está escrito, por la extención del país y su elevado número de habitantes, merece ser considerada como la tercera parte de la Galia; sabía, pues, que tendría que guerrear con la mayor rapidez, por ser en los mismos territorios en que unos años atrás el legado Lucio Valerio Preconino había sido derrotado y muerto, y donde el procónsul Lucio Manlio había sido obligado a huir abandonando los bagajes.[1] (2) Por ello, luego de abasteserce bien de trigo y de reunir entre los valerosos hombres de Tolosa y Narbona, que están dentro de nuestra jusridicción, tropas auxiliares y jinetes, traspasó con su ejército las fronteras de los sociates. (3) Conocida por estos su llegada, juntaron gran número de tropas de caballería, la cual era su mayor fuerza, y atacaron a los romanos mientras estos marchaban, trabando un combate ecuestre. (4) Tras ser rechazada la caballería enemiga y puesta en fuga por los nuestros, sacó pronto el enemigo a su infantería, que se hallaba emboscada tras una hondonada, y atacó a los nuestros que andaban dispersos, reestableciendo la batalla. (Latín)

21
Editar

22
Editar

23
Editar

24
Editar

25
Editar

26
Editar

27
Editar

28
Editar

29
Editar


  1. Durante la época de Sertorio (Liv.Per.)