Cautela contra cautela: 070

Escena I
Pág. 070 de 107
Cautela contra cautela Acto III Tirso de Molina


Cámara del REY, con un cancel de celosías,
detrás del cual hay mesa de despacho.
 
CÉSAR y ENRIQUE.


CÉSAR

Amigo, ¿no me dirás
cómo el Rey, si está enojado,
en tu misma casa ha entrado?


ENRIQUE

César, después lo sabrás;
el que ser amigo quiere, 5
para acertar bien a sello,
no ha de saber más de aquello
que su amigo le dijere.


CÉSAR

Ya no lo quiero saber,
y bástame averiguar 10
que en gracia debes de estar
del Rey. Pero ¿qué mujer
hallaste firme?


ENRIQUE

En Elena
he descubierto más fe;
y aunque a Porcia me incliné, 15
libre estoy de aquella pena,
porque soy agradecido.


CÉSAR

Desa manera, ¿bien puedo
decir, Enrique, sin miedo
que amante de Porcia he sido? 20


ENRIQUE

¿Eso me has callado ansí?
Especie fue de traición,
que una amorosa pasión
me hayas ocultado a mí.
Sírvela, César, agora 25
que ella y Elena son damas
de la Reina: un ángel amas.
¡Dichoso aquel que la adora!
Y ¡ojalá yo la quisiera
con el extremo mayor 30
que vio en sus penas amor,
porque en dejártela hiciera
algo por ti! Que dejando
amarte mujer tan bella,
te diera el alma con ella, 35
y así te estuviera amando
de dos maneras quien te ama
y te da con voluntad
dos almas en la amistad,
y dos vidas en la dama.


Cautela contra cautela de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III