Cautela contra cautela: 031

Escena I
Pág. 031 de 107
Cautela contra cautela Acto II Tirso de Molina


Sala de una casa pobre
a que se ha retirado ENRIQUE.
 
ENRIQUE, CHIRIMÍA, JULIO.
  

ENRIQUE

A esta pobre casa, amigos,
se redujo mi grandeza:
temblando está mi cabeza
de mis fuertes enemigos,
no de mis culpas, y ansí 5
pienso que a los mismos hoy
da lástima lo que soy,
como envidia lo que fui.
El agua que inunda el orbe,
del piélago se desata, 10
y en golfos de nieve y plata
tantas máquinas se sorbe:
baña con curso ligero
montes y valles sombríos;
y al fin, al fin hecha ríos, 15
vuelve a su centro primero.
Los hombres son desta suerte:
de polvo y de nada nacen,
y así su pompa deshacen
en la desdicha y la muerte. 20
Los criados que tenía,
y mi casa han ilustrado,
como sombra me han dejado,
al caer la luz del día.
Por no poder sustentar 25
algunos, los despedí,
y otros me dejan a mí,
viendo que no han de medrar.
A los dos se ha reducido
mi familia y aparato.


Cautela contra cautela de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III