Carta sobre la peste del Bachiller Vilaviciosa al Ayuntamiento de Pamplona

Carta sobre la peste del Bachiller Vilaviciosa al Ayuntamiento de Pamplona (1598)


In Dei Nomine Amen. Relacion de la enfermedad que de presente se padece en el Pasaje de la parte de Fuenterravia y de los que han muerto en el y los enfermos que ay y los remedios que mejor prueban, hecha por el bachiller don Miguel de Villavigiosa a pedimiento del padre Alonso de Lovera, ministro del collegio de la Conpañia de Jesus de la ciudad de Pamplona, en veinte y uno de otubre año de mil y quinientos y nobenta y siete.

Principio del mal. A los ocho de agosto deste presente año comengaron a enfermar cinco mugeres con un tabardillo cuyas pintas eran tan anchas como uno de quatro cornados, y juntamente tenian ciertos tumores en las ingles y sobacos, y unas bexigas coloradas sobre el coracon, muslos y espaldas. La primera destas murio a los treze de agosto y despues aca se va continuando la mesma enfermedad, y han muerto asta oy dozientas y diez y nuebe personas, las ciento y treinta y cinco de comunion y las demas de diez años para abajo. Son varones los treinta y seis, las demas mugeres. Biejos mueren pocos y quanto mas mocos mas presto se acaban, y aun convalecen mas presto los biejos que los mocos.

Relacion de la enfermedad. El dolor que trae consigo esta enfermedad en los que tienen calentura es mas continuo que en otras partes en la cabeca, espaldas y senes, y el que causan los mesmos tumores es muy intruso en los dias nones, mayormente en el tercero y quinto.

Tumores con ta(ba)rdillo y sin el con calentura. A Algunos se les descubren los tumores con calentura y tabardillo, que dentro veinte y quatro horas descubre unas pintas muy rojas del tamaño de un ochavo, estos mueren de ordinario al tercero dia. Otros tienen gran calentura sin tabardillo (a los menos descubiertos con pintas), morian asta agora al quinto dia y despues de pasado el quinto casi no moria nadie, mas agora tambien mueren al nono y undecimo si dura la calentura, aunque desto debe ser la causa el mal recado que ay de medico y votica y cosas cordiales.

Las apostemas sin calentura no matan. Los que no tienen calentura no mueren aunque tengan muchas apostemas, personas ay que an tenido ocho y estan sanos de todo punto y otros con tres y quatro y mas. Al fin lo que mas mata es el tabardillo y la calentura y el poco fabor que tienen de medicinas.

Casi todos mueren con sacramentos. De todos estos solos dos han muerto sin sacramentos, el uno poque luego se hizo frenetico y el otro porque murio muy presto, los demas todos se an confesado y comulgado y oleado y aun hecho memoriales de sus deudas los mas de ellos.

Hazense freneticos. Casi todos los que tienen calentura se hazen freneticos y muchos de ellos, si no tienen buena custodia, se salen de casa y por las calles andan dando vozes, diziendo algunas cosas propias de los melancolicos, estos sanan muchos, y los que tienen frenesi, que procede de colera o sangre, mueren todos. Y a los melancolicos se les quita su melancolia a tercer dia. / (1 vto.)

Todos tienen lombrizes. Las lombrizes hazen mucho daño, ninguno dexa de tenerlas y ay personas que las hechan vivas por la voca, unas ochenta y otras mas, Quando salen las lombrizes es señal que se mueren luego y asi no duran despues mas de un quarto de hora.

Y vomito. El vomito fatiga mucho y los que tienen calentura sin pintas de tabardillo hechan por la voca un quarto de hora antes de morir una poncoña negra y hedionda,

Carbunculos malignos y de gran tamaño. Muchos tienen carbunculos malighos tan anchos como una mano, estos prueban bien si se les aplican emplastos al principio. Al fin las enfermedades que se padecen son carbunculos, apostemas en las ingles y sobacos, y unos bubones como diviesos, calentura continua, tabardillo con pintas coloradas, vomito y lombrizes.

Como comienza la enfermedad. La enfermedad comienca con temblores en muchos y casi no escapa ninguno destos, luego viene la calentura continua y aunque al principio tienen buen pulso, dentro de veinte y quatro horas se les quita toda la facultad. Todos tienen dolor de estomago y les va mal de camara y aun no pueden recebir ayudas y ca las toman con mucho trabajo.

Como señalan el pulso. Otros tienen muy buen pulso y al parecer fuercas y quando se entiende que estan muy buenos se mueren luego, de manera que no ay tomarle tino a este mal. La orina es cruda por la mayor parte.

Como prueban las sangrias y ventosas. Los que tienen tabardillo sangrandose al principio prueban bien, y si se sangran del tercero dia para adelante mueren luego. Los que tienen los tumores sin tabardillo si se sangran mueren, estos prue ban bien si al principio se les dan unos polvos contra peste y sudan luego. Despues desto aprobechan mucho las ventosas y sajas en las espaldas, lomos y piernas, este es el mejor remedio y el que mas ha aprobechado.

Como se aplican los emplastos. A los tumores que se descubren, hecha esta diligencia del sudor, polvos y ventosas sajadas, se les aplican emplastos de malvas cozidas, caracoles, manteca de puerco, simiente de mostaca y alguna cevolla pica da, azeite rosado. Estos emplastos se aplican muy calientes y aprobechan, aunque no tanto como se desea por falta de otras cosas que se hubieran de aplicar.

Ventosas que se hechan a los mesmos tumores. Quando los tumores estan metidos dentro las ingles y debajo los bracos y no se descubren por de fuera, se hechan ventosas secas dos dedos mas abajo del tumor y si con estas no sale fuera el tumor, se hecha otra encima del propio tumor que este por espacio de un credo y esto ha probado bien, despues de lo qual se les aplican emplastos. Las apostemas se quieren abrir las que estan en partes peligrosas al segundo dia y las que no se abren asi y se aguarda a que tengan materia [...] las de las ingles si vienen sin calentura pueden aguardar quanto quieran y sale de ellas lo que dicen dibieso. / (2rto.)

Purgas. El medico sabe que lleban las purgas que da a los enfermos y como esta en Renteria y cura por relacion no sabemos lo que haze en ellas, mas de que las purgas prueban mal.

Numero de enfermos y convalecientes. En estos tres dias una sola muger ha caido enferma y enfermos peligrosos ay asta ocho, convalecientes ay asta quarenta y han sanado otros tantos. Este es el estado que tiene al presente el mal que corre en este pueblo. Dios por su misericordia lo remedie y guarde a todo el mundo de tanta desventura. Fecha en el dicho Pasaje ut supra. El bachiller Villaviciosa (rubricado).

Al principio hubo otra enfermedad que hizo mucho daño y fue la hambre, y agora le hiziera mayor si no fuera por las grandes limosnas con que nos faborece el señor don Antonio Capata, verdaderamente obispo y padre nuestro, por mano del dicho padre ministro de la Compañía, cuya caridad y consuelos y el cuidado con que se acude a regalarnos no se puede dezir ni escribir si no es en muchos dias. Al fin sus visitas hazen tal efecto en este pueblo que parece destierra nuestros males. Dios se lo pague al señor obispo y a el en este mundo y en el otro, y aunque esto no es a su pedimiento, lo he avertido poner aquí pues se trata de los remedios contra este mal y este es el mas principal de los generales y el que mejor prueba. El bachiller Villaviciosa (rubricado).