Carta de José Miguel Carrera a su hermano Luis Carrera (22 de septiembre de 1816)

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Carta de José Miguel Carrera a su hermano Luis Carrera

New York, 22 de septiembre de 1816.

Mi Lucho amado: Antes de ayer recibí una carta de Vida, del 26 de junio, en la que me dice que te habías vuelto de Montevideo a Buenos Aires el 1º de dicho mes y me comunica las noticias muy sucintamente y nada hablas del objeto de tu viaje.

Ayer llegó la goleta "Mary" y no me trae una sola letra. Admiro más y más tu abandono, y no puedes figurarte los males que esta falta ocasiona. El sobrecargo, Mr. Green, opina tan mal que cree estará muy luego Buenos M res en manos de los realistas. Me persuado que hay exageración, pero temo mucho cuando después de la decantada acción de Cinti veo que Pezuela está en Jujuy, etc. Por otra parte amenazan los portugueses, y no menos Ossorio a Mendoza, resultado de la buena conducta de los del complot de octubre de 1814. Si no me engaño, haremos más con nuestros pocos recursos que esos fanfarrones con sus millares de hombres, directorios, congresos, etc. El 4 de septiembre es el señalado para nuestra salida; diez o doce días de continuas lluvias la han retardado, más (de lo) que yo pensaba, y como se aumentan los compañeros es necesario llevarlas cosas con más paciencia (de las que) tengo. No te descuides en reunir todos los oficiales buenos y soldados que puedas, llamando, si te parece, algunos de los que están en Mendoza y San Juan. Cuando yo llegue te mostraré mi plan, y cuanto hay de secreto que no puedo fiar a papeles. Será útil que me escribas a Maldonado y Montevideo, adviertiéndome el estado de esos señores y si podré contar con seguridad individual en el caso de bajar a tierra. En la mar yo mando. Yo sería muy contento si el Gobierno, respetando los intereses de la América, quisiera de buena fe acordarse con nosotros. Sin unión somos perdidos y despreciados. Mucho pulso y silencio, con menos flojera.

A Dios, mi Lucho. A mi Mercedes, Xaviera, Juan, amigos y amigas, etc., abrazos y afectos. Si no es segura la tierra de Buenos Aires y quieres verme, será preciso que vayas a bordo de la 'Araucana". Soy tu mejor hermano y amigo-. José Miguel.


Ver También