Carta de Diego Portales a José M. Cea (13 de septiembre de 1822)

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Señor Jose M. Cea. (Reservada)

Mi querido Cea: la presencia de Ud. en este puerto es urgente, porque la reclamación que tengo entablada contra la señorita Z. no me deja tiempo para atender el término del desembarco. Si este pleito se alarga y el doctor no anda listo, no hay vuelta: tendré que cargarme con una mujer que de todo tiene menos de moral y de un señorito que me echaría en cara mi desvergüenza. Esta ha sido la causa del retardo para contestar a Ud. Para dicha mía, la mujer que ha sido mi querida no tenía una fama muy limpia. El caballero Heres la había prostituído, después don Toribio Carvajal y por último Portales que se ha llevado la peor parte. Yo no habría entrado en relaciones con esta mujer desvergonzada, si hubiera sabido estas circunstancias que me hacen repudiarla con toda la fuerza de mis odios; pero tuvo audacia para fingirme inocencia y para hacerme creer que estaba virgen y que por primera vez se entregaba en los brazos de un hombre. Las cartas de Z. le pierden su causa: ellas están agregadas al proceso, junto con los demás documentos que le destruyen su honra. Yo quisiera que Ud. me honrara con su declaración cuanto antes, Ud. Vivió con ella y conoce sus antecedentes.

Esta carta rómpala a su lectura y no dé detalle sobre el particular, que se los pedirán porque en un periódico de este puerto, en un comunicado, se habla de este negocio escandaloso, y se da por mi nombre el de Joaquín.

Saluda a Ud. su afectuoso amigo

Diego Portales

El 15 ¿podría estar Ud. Aquí?


Callao, 13 de Septiembre de 1822.


Ver También