Cantables

Cantables de Eduardo de Palacio
Nota: «Cantables». (Madrid Cómico, 29 de diciembre de 1888, año VIII, núm 306 p. 6)


CANTABLES

 Sentraña mía—me dijo—
mi cielo, rico, mi sol,....
Y se marchó de mi vera,
y me faltaba el reló.


Há días que estoy buscando
una mujer que me quiera
y en el mundo no la hallo.


No la hallo como yo quiero,
que es apasionada y dulce
y que tenga poco precio.


La vi en la alameda
con una vecina,
y dije al verlas: «¿Vaya un par de que estás esas niñas»


Tengo dos pesetas necesito cuatro Para fatigas las que pasa un hombre que no tiene un cuarto


Te quiero como si fueras cosa de mi propio ser porque no me olvido nunca de las mujeres de bien


Aquí murió mi cariño
que me ha pedido diez duros
la mujer que yo he querido


Por la calle arriba, por la calle abajo..... ¡Cómo se lucen los guardias del orden
siempre paseando!


No digas que lo has oído
di que tallen lo que quieran,
pero tú no apuntes, chico.

 Eduardo de Palacio