Cancionero, Venció Anibal y usar no supo luego

Fragmento CIII
Cancionero
 de Francesco Petrarca

Venció Anibal y usar no supo luego
bien de su victoria la ventura;
y así tened, señor, vos más cordura
por que ahora no seáis como fue él ciego.

Que bien por sus oseznos la osa en fuego,
cuando halla amarga en mayo la pastura,
arde y, mostrando uña y dentadura,
venga en nosotros tal desasosiego.

Mientras sufre el tormento de esta suerte,
no envainéis otra vez la noble espada;
antes seguid donde la suerte os llama

por vía tan derecha y señalada
que os puede dar, después aún de la muerte,
más de mil años mil honor y fama.