Cancionero, Valle, que de mis quejas eres lleno

Fragmento CCCI
Cancionero
 de Francesco Petrarca

Valle, que de mis quejas eres lleno,
río, que del llanto mío creces,
fieras silvestres, tiernas aves, peces
que hacéis ambas riberas sitio ameno;

aire, que al suspirar turbo y sereno,
dulce senda, que amarga hoy me pareces,
collado que gusté y ahora apareces
teatro donde Amor reencuentro y peno;

bien se os conoce el gesto acostumbrado
no, ¡ay, triste!, a mí, porque mi alegre vida
es vuelta asiento de infinito duelo.

Vi aquí mi bien; y aquí otra vez guiado
veo el lugar de donde al cielo es ida,
dejando en tierra ya el corpóreo velo.