Cancionero, Si una amorosa fe, si un pecho osado

Fragmento CCXXIV
Cancionero
 de Francesco Petrarca

Si una amorosa fe, si un pecho osado,
un arder dulce, un ansia inmoderada,
si una pasión honesta y abrasada,
si un yerro en laberinto dilatado;

si en la faz misma cada afán pintado
o asido a cada voz entrecortada,
ya de vergüenza o de temor turbada,
si un lívido color de amor bañado;

si amar más otro que a sí mismo amarse;
si suspirar y sollozar sin pausa
paciendo en ira, y en dolor y engaño,

si arder de lejos y de cerca helarse
son de que amando me deshaga causa,
vuestro será el pecado y mío el daño.