Cancionero, Sentía en mí menguarse como ajeno

Fragmento XLVII
Cancionero
 de Francesco Petrarca

Sentía en mí menguarse como ajeno
aliento que de vos recibe vida
y, pues contra la muerte busca huida
por intuición todo animal terreno,

le di rienda al deseo que ahora enfreno,
y en vía puse casi ya perdida;
porque a ella ir día y noche me convida
por más que, a su pesar, yo otra le ordeno.

Y me condujo, avergonzado y tardo,
a ver los ojos, que aunque ver deseo,
por no enojarlos yo, tanto me guardo;

para luego que un tiempo aún viva reo,
pues tal vigor de un solo gesto aguardo,
morir después, si me es falso el deseo.