Cancionero, Amor, que mi bonanza acompañaste

Fragmento CCCIII
Cancionero
 de Francesco Petrarca

Amor, que mi bonanza acompañaste
en esta margen, a mi cuita amiga,
y, por saldar el mal de mi enemiga,
conmigo hablando y con el río andaste;

verdura, sombra, flor, suave contraste,
hermoso llano que este valle abriga,
parto de mi amorosa y fiel fatiga,
que a mi fortuna a tanto mal llevaste;

Oh habitadores de los verdes prados,
oh ninfas y vosotros que el profundo
del líquido cristal alberga y pace;

mis días claros ved ahora turbados,
según la muerte obró, que esta en el mundo
es la ventura de quien hombre nace.