Canción cantada

Canción cantada de Federico García Lorca



   En el gris,
el pájaro Griffón
se vestía de gris.
Y la niña Kikirikí
perdía su blancor
y forma allí.

   Para entrar en el gris
me pinté de gris.
¡Y cómo relumbraba
en el gris!