Bien se pensaba la reina...

Bien se pensaba la reina...
de Autor anónimo


        Bien se pensaba la reina                
        que buena hija tenía.           
        que del conde don Galván                
        tres veces parido había,                
        que no lo sabía ninguno                 
        de los que en la corte había,           
        si no fuese una doncella                
        que en su cámara dormía,                
        por un enojo que hubiera                
        a la reina lo decía.            
        La reina se la llamaba          
        y en su cámara la metía,                
        y estando en este cuidado               
        de palabras la castiga:                 
        -Ay, hija, si virgen estáis,            
        reina seréis de Castilla;               
        hija, si virgen no estáis,              
        de mal fuego seáis ardida.              
        -Madre, tan virgen estoy                
        como el día que fui nacida;     
        por Dios os ruego, mi madre,            
        que no me dedes marido,                 
        doliente soy de mi cuerpo,              
        que no soy para servirlo.