Bien pudiste llevar

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


LII.Editar

Bien pudiste llevar, rabioso viento,
Mis esperanzas donde se han perdido,
Y deshacer con soplo ayrado el nido
De mi dulce amoroso pensamiento.

Bien derribaste desde su cimiento
Las altas torres donde habia subido;
Y ahogaste en las aguas del olvido
Mi bien, mi gloria, mi mayor contento.

¿Pues por qué no raerás de mi memoria
Las amargas dulzuras de esperanza,
Con quien cebó mis inocentes años?

Que ya del alma el árbol de victoria,
Que plantó amor, cortáron desengaños,
Desden, ausencia, tiempo, edad, mudanza.