Betis, que en este tiempo solo y frío

Betis, que en este tiempo solo y frío
de Fernando de Herrera



 Betis, que en este tiempo solo y frío   
 escuchas mi dolor, del hondo asiento,   
 acoge en tu quieto movimiento   
 los últimos suspiros que yo envío;   
 

 y, si tiene valor tu sacro río,
 dame que en árbol verde mi tormento   
 lamente transformado, que ya siento   
 débil la voz, cual cisne, al canto mío;   
 

 porque con nuevas ramas tu corriente   
 cercaré coronando, y destilado  
 iré en tu luengo curso y extendido;   
 

 que mi luz ceñirá su bella frente   
 de mis hojas, o en llanto desatado,   
 seré en sus blancas manos recogido.