Bajaba con sus cándidas ovejas

Bajaba con sus cándidas ovejas
de Lope de Vega


De Raquel y Jacob
Soneto XCII
   Bajaba con sus cándidas ovejas               
por el valle de Aram Raquel hermosa,            
el oro puro y la purpúrea rosa          
mezclando las mejillas y guedejas.              
   ellas lamiendo a la canal las tejas,         
y ella mirando el pozo cuidadosa,               
anticipóse a levantar la losa           
el que fue mayorazgo por lentejas.              
   Bebió el ganado caluroso, y luego            
diola beso de paz, y por despojos               
lágrimas que lloró perdido y ciego.             
   Muy tierno sois, Jacob ¿Tan presto enojos?           
Sí, que en llegando al corazón el fuego,                
lo que tiene de humor sale a los ojos.