Averígüelo, Vargas: 105

Pág. 105 de 109
Averígüelo, Vargas Acto III Tirso de Molina


CABELLO:

                 (Agora colgarme manda.)
                 Lléveme el diablo, si tengo
                 más culpa yo que una albarda.
                 Murió un enano en Momblanco,
                 vistióme de aquesta traza,
                 y con las enanas ropas,
                 sin saber dó me llevaba,
                 me trujo aquí a Santarén.

ALFONSO:

                 Desde hoy se alegran mis canas.
                 ¡Extraordinario suceso!
                 Vayan a llamarla.

PEDRO:

                 Vayan.
 
Vanse CABELLO y TABACO.
Salen el REY y don DUARTE

REY:

                 ¿Qué alboroto es éste, infante?

PEDRO:

                 Si un rato, señor, aguardas,
                 verás de un agudo ingenio
                 marañas extraordinarias.
 
Vuelven CABELLO y TABACO
con SANCHA, de dama

SANCHA:

                 ¿El gran prïor ha venido?
                 ¡Señor mío!

REY:

                 ¡Vargas!

ALFONSO:

                 ¡Sancha!

REY:

                 ¿De mujer?

SANCHA:

                 Si mujer soy,
                 rey y señor, ¿qué te espantas?

ALFONSO:

                 ¿Qué atrevimiento ha sido éste?

SANCHA:

                 De amor, que como tiene alas,
                 las toma para emprender
                 los imposibles que alcanza.
                 Robóme el alma Ramiro
                 desde mi primera infancia,
                 vínose aquí, y yo tras él
                 vengo en busca de mi alma.
                 Con tu licencia, es mi esposo.


Averígüelo, Vargas de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III