Averígüelo, Vargas: 082

Pág. 082 de 109
Averígüelo, Vargas Acto III Tirso de Molina


DIONÍS:

                 (La infanta es ésta; quisiera
                 salir de esta confusión,
                 aunque no fue la primera;
                 pero hasta la posesión
                 tendré esperanza siquiera.
Llega a la ventana
                 Señora, ¿estaré seguro?

FELIPA:

                 Sí; llegad.

DIONÍS:

                 Dudo si llego,
                 porque es de fuego este muro
                 del paraíso, aunque es fuego
                 como el del infierno, oscuro.
                 Pero es fuerza que me atreva,
                 mi querubín, a llegar;
                 que para mí es cosa nueva
                 que a Adán mandéis desterrar,
                 cuando guardáis dentro a Eva.
                 Querubín enamorado,
                 mirad que servís a Dios
                 con la espada que os ha dado,
                 que vamos juntos los dos
                 con un amor y un estado.
                 Eva ¿no me respondéis?
                 Hablad, dulce compañera,
                 y pagad lo que debéis,
                 pues antes que os conociera,
                 os di el alma que tenéis.

FELIPA:

                 ¿Qué he de hablar, si no he sabido
                 quién sois?


Averígüelo, Vargas de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III