Averígüelo, Vargas: 070

Pág. 070 de 109
Averígüelo, Vargas Acto II Tirso de Molina


RAMIRO:

                 ¿Solo y conmigo y sin mí?
                 ¿Que vaya yo y que él se quede?
                 ¿Qué locura o frenesí
                 es ésta, amor? ¿Cómo puede
                 cumplirse este enredo ansí?
                 Pero, alma, si lo advertís,
                 vuestra dicha conseguís
                 en el enigma que hoy miro,
                 que es amar a don Ramiro
                 con nombre de don Dionís.
 
Sale SANCHA

SANCHA:

                 ¡Palaciego!

RAMIRO:

                 ¡Hermosa hermana!

SANCHA:

                 No me digas ese nombre.

RAMIRO:

                 Pues ¿no es verdad?

SANCHA:

                 Cierta y llana;
                 mas ser hermana de un hombre
                 que quise, es cosa inhumana.

RAMIRO:

                 ¿Hablaste por mí a la infanta?

SANCHA:

                 Tan grande malicia es
                 la tuya, que nos espanta
                 a las dos. Es doña Inés
                 la que tus gustos encanta,
                 y quiere ser tu mujer,
                 ¿y engañas con tus quimeras
                 a quien lo pudiera ser?

RAMIRO:

                 Que son burlas.

SANCHA:

                 Que son veras;
                 que ya las vine a saber,
                 y doña Inés misma muestra
                 tus papeles y favores.

RAMIRO:

                 Necia cautela es la vuestra;
                 que no han dado mis amores
                 jamás semejante muestra.

SANCHA:

                 Pues la infanta se ha enojado;
                 que se lo ha dicho su dama.