Averígüelo, Vargas: 064

Pág. 064 de 109
Averígüelo, Vargas Acto II Tirso de Molina


FELIPA:

                 No quiero yo más.
                 Pues ¿qué pretendéis agora?

INÉS:

                 Ser su esposa, mi señora,
                 por no perderle jamás.

FELIPA:

                 Y él, ¿os quiere?

INÉS:

                 No lo sé;
                 pero muéstrame afición.

FELIPA:

                 (¡Ay terrible confusión!
                 Desespero, si esperé;
                 porque si a mí me quisiera,
                 no quisiera a doña Inés,
                 y si se quieren, no es
                 de provecho una tercera.)

INÉS:

                 ¿Qué responde vuestra alteza?

FELIPA:

                 Que es justa y forzosa ley
                 pretender que os case el rey,
                 si iguala a vuestra nobleza.
                 Yo hablaré a su Majestad;
                 confïada podéis iros.

INÉS:

                 Voyme, pues.
 
Vase

FELIPA:

                 Tristes suspiros,
                 no abraséis la voluntad.
 
Sale SANCHA

SANCHA:

                 Señora, ¿era vuestra alteza
                 quien suspiraba?

FELIPA:

                 No sé...
                 Yo soy.

SANCHA:

                 Pues ¿tienes por qué?

FELIPA:

                 Respóndate mi tristeza.

SANCHA:

                 Dime tus penas amargas;
                 que soy Vargas, y es razón
                 que en aquesa confusión
                 averigüe tu mal Vargas.