Averígüelo, Vargas: 057

Pág. 057 de 109
Averígüelo, Vargas Acto II Tirso de Molina


SANCHA:

                 No te lo atrevo a decir.

RAMIRO:

                 ¿Por qué?

SANCHA:

                 Porque no te corras.

RAMIRO:

                 ¡Ay cielo! Mi desventura
                 sospecho; no es principal
                 quien me dio el ser.

SANCHA:

                 ¿No? ¡Y qué tal!
                 Nuestro padre es...

RAMIRO:

                 ¿Quién?

SANCHA:

                 El cura,
                 pariente del gran prïor
                 muy cercano.

RAMIRO:

                 ¡Un cura!

SANCHA:

                 Sí,
                 aquesto es cierto.

RAMIRO:

                 ¡Ay de mí!

SANCHA:

                 Bien lo sabrá el labrador
                 que nos crïó.

RAMIRO:

                 Dejamé;
                 mataréme.

SANCHA:

                 ¿Hay tal ventura
                 como ser hijo de un cura?
                 ¿Matarte quieres? ¿Por qué?
                 El gran prïor nos crïó
                 (que pienso que es nuestro tío)
                 y ha sabido, hermano mío,
                 que nuestro padre murió.
                 En tu extraña dicha y medro
                 puedes experimentar
                 lo que el cielo suele honrar
                 a los nietos de San Pedro.

RAMIRO:

                 Cesa, pues cesó mi amor.

SANCHA:

                 A fe que te burlé bien.
                 No es tu padre ése.

RAMIRO:

                 Pues ¿quién?
                 ¿Es, hermana, el gran prïor?

SANCHA:

                 Y por su causa el infante
                 te honra, Ramiro, ansí.

RAMIRO:

                 ¿Es cierto?

SANCHA:

                 Pues ¿no?


Averígüelo, Vargas de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III