Averígüelo, Vargas: 055

Pág. 055 de 109
Averígüelo, Vargas Acto II Tirso de Molina


RAMIRO:

                 Amor ciego,
                 cegadme a mí por no ver
                 tanta confusión y enredo.
                 Yo adoro a doña Felipa,
                 don Dionís se me anticipa,
                 y acobardándome el miedo
                 de no saber quién me dio
                 el ser que tan adelante
                 está honrándome el infante,
                 padezco entre un sí y un no.
                 ¿Posible es que, sin saber
                 el infante mi linaje,
                 de este modo me aventaje?
                 No, temor, no puede ser.
                 Al rey que era noble dijo,
                 y mi honrado pensamiento
                 califica este argumento;
                 él sabe de quién soy hijo.
                 Proseguir mi dicha quiero,
                 y declaralla mi amor,
                 aunque mi competidor
                 me haya hecho su tercero,
                 que ha venido Sancha aquí
                 celosa, y podrá estorbar
                 mi dicha saliendo azar.
                 Amor, volved vos por mí.
 
Sale SANCHA

SANCHA:

                 Pues, mi señor cortesano,
                 todos estamos acá;
                 aunque no se dignará
                 de hablar un conde a un enano.
                 ¿Qué te parece la traza
                 con que te he venido a ver?
                 ¿Mas que debes de creer
                 que vengo a espantar la caza
                 de tu amor? Dame esa mano;
                 seguro la puedes dar,
                 que no me puedo casar
                 contigo, que eres mi hermano.


Averígüelo, Vargas de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III