Averígüelo, Vargas: 045

Pág. 045 de 109
Averígüelo, Vargas Acto II Tirso de Molina


DIONÍS:

                  El rey sale.

DUARTE:

                  Extraordinario
                  favor hace a don Ramiro.
                  Siempre a su lado le miro;
                  hale hecho su secretario,
                  y dándole peticiones
                  viene.

DIONÍS:

                  Su presencia es tal,
                  que muestra ser principal.

DUARTE:

                  De sus nobles intenciones
                  se colige la nobleza
                  con que al cielo se levanta;
                  mas como no ame a la infanta,
                  sea quien fuere.
 
Sale el REY recibiendo peticiones de don RAMIRO,
doña FELIPA, don PEDRO, ACOMPAÑAMIENTO

RAMIRO:

                  Vuestra alteza
                  de modo me favorece,
                  que de mí mismo me admiro
                  envidioso.

REY:

                  Don Ramiro,
                  honrar a quien lo merece
                  es obligación de un rey,
                  que a los pechos del consejo
                  de un infante sabio y viejo,
                  su valor tiene por ley.
                  Alcaide de Santarén
                  sois.

RAMIRO:

                  Tus pies quiero besar.

REY:

                  Blasón de un rey es el dar;
                  pero más lo es el dar bien.

PEDRO:

                  Los pies beso a vuestra alteza
                  por la merced que Ramiro
                  recibe.


Averígüelo, Vargas de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III