Averígüelo, Vargas: 043

Pág. 043 de 109
Averígüelo, Vargas Acto II Tirso de Molina


DIONÍS:

                  ¿De qué modo?

DUARTE:

                  Su criado sale al paso,
                  que es hombre de poco vaso,
                  y presto lo dirá todo;
                  propiedad de un ignorante,
                  combatido de malicias.

DIONÍS:

                  Pedidme el alma en albricias,
                  si es padre suyo el infante.
 
Sale TABACO [sin ver a los caballeros]

TABACO:

                  Después acá que enredado
                  en aqueste enjugador
                  voy, sin ser predicador,
                  de dos púlpitos cargado,
                  es tanta la presunción
                  que de estas quimeras saco,
                  que no he de ser más Tabaco,
                  o le he de echar el tacón
                  de un "don"; que no es mal ensayo
                  que "don Tabaco" me nombren,
                  aunque los dones se asombren
                  de haber hecho un "don" lacayo.
                  Mas tantos los dones son
                  que aun las campanas los dan,
                  pues si tañe el sacristán,
                  pronuncia "dan, dan, don, don".
                  Y si dan "don", desde hoy quiero
                  un don, aunque sea trabajo;
                  que un "don" dado de un badajo
                  bien está en un majadero.

DUARTE:

                  Hola; ¿oís?