Averígüelo, Vargas: 019

Pág. 019 de 109
Averígüelo, Vargas Acto I Tirso de Molina


SANCHA:

                 ¿En mi presencia, traidor,
                 con el villano pincel
                 de tu lengua falsa pintas
                 por sol lo que sombra fue?
                 ¿La libertad, necio, rindes
                 a hermosuras de alquiler,
                 que se venden por las tiendas,
                 y disfraza el interés?
                 ¿Sol llamas rostros de corte
                 que aun no merecen traer
                 pasas del sol, pues las pasas
                 de lejía andan en él?
                 ¿Agora niegas, mudable,
                 deudas de amor, porque ves
                 que no hay testigos de vista,
                 por ser ciego el mismo juez?
                 Trece años ha que eres mío;
                 las voces me han de valer,
                 pues la razón no me vale.
                 ¡Señores! ¡Aquí del rey!
                 Que me roban en poblado
                 un corazón que gané
                 en trece años de servicio.
                 ¿No hay Dios? ¿No hay justicia y ley?
                 ¡Aquí de amor! Que ha venido
                 a robarme una mujer
                 una alma que me ha costado
                 otra alma que le entregué.

RAMIRO:

                 ¿Qué alboroto es éste, Sancha?
                 Vuelve en ti.

SANCHA:

                 Pues vuelvemé
                 a ti mismo; que sin ti
                 mal en mí podré volver.

RAMIRO:

                 Lo mejor será dejarte;
                 que estás loca.